El timo del Trasvase

El agua para todos no es tal, es agua para unos pocos, y mucha

El timo del Trasvase

Las últimas encuestas nos muestran una tozuda e inmutable realidad: en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia el porcentaje de voto derecha-izquierda está situado en un 60-40% que no cambia ni tiene pinta de ir a cambiar. Es así desde hace aproximadamente 25 años, por el agua, y así va a seguir en una región que destaca en las estadísticas por liderar a nivel nacional el desinterés de sus habitantes por la cuestión política. La idea de un plan hidrológico nacional que supla los déficits allá donde surjan es positiva, pero lo del Trasvase, aquí, suena ya muy rancio.

San Trasvase. Si yo fuera López Miras, tendría una foto del Trasvase Tajo-Segura en mi despacho y le pondría dos velas todos los días. Jamás de los jamases un tema que afecta tan poco a la generalidad de la población ha influido tanto en la dirección del voto de la mayoría de la misma. Cosa curiosa por otra parte. Este llamativo efecto, digno de estudio, es atribuible a partes iguales a la habilidad del PP para usarlo en beneficio propio y a la torpeza del PSOE para ahorcar elección tras elección a su marca murciana, el PSRM, por un obvio y descorazonador desconocimiento de la psicología básica del electorado murciano.

Los datos. Pueden ustedes consultar la web de la CHS, que de agua saben un rato, y comprobar que la cuenca del Segura registra como recursos hídricos en superficie, vamos, el agua que se ve, la que rezuma y constituye la escorrentía superficial, la cantidad de 740 hm3 al año. Esa es la cuantía del agua con la que podemos jugar obviando las aguas subterráneas, que en algunos casos son un filón casi inagotable. Pero quedémonos solo con la pírrica cantidad que discurre en superficie: 740. ¿Saben ustedes en cuánto estima la CHS la demanda urbana de nuestra cuenca? Lo pueden mirar: 238 hm3. Es decir, que si hacemos una simple resta, solo con lo que aporta nuestra cuenca, tenemos asegurado el uso urbano y todavía nos sobrarían 502 hm3. No está mal ¿eh? ¿Restricciones? Ninguna. ¿Falta de agua? Ni de coña. Entonces, ¿por qué el ciudadano de base, de a pie, vota hipermotivado, acojonado, por una falta de agua que parece nos va a llevar a vivir como lo hacían los tuareg del desierto? La respuesta es simple: una manipulación mediática que viene desde hace muchos, muchos años.

La madre del cordero. Y aquí viene el dato bueno, señores y señoras. Según la CHS, la demanda de agua de uso agrario es nada más y nada menos que de 1.546 hm3. Y esa es la oficial, que no la 'b', que también existe. Vamos allá: si la cuenca lleva en superficie 740 y para uso agrícola se necesitan 1.546, la cuenca nos sale deficitaria. ¿Quién se gasta la parte del león? Las grandes empresas agrícolas, que facturan un pastizal frente al ciudadano medio que trabaja en su mayoría en otros sectores y que gastamos, turistas incluidos, solo 238. Teniendo en cuenta que la agricultura supone así, 'grosso modo', el 6% del PIB. ¿De verdad necesitan la mayoría de los ciudadanos imperiosamente esas cantidades ingentes de agua? No. Vayamos más lejos. Los nitratos y fosfatos que siguen llegando al Mar Menor han deteriorado nuestra laguna costera hasta tal punto que hemos perdido TODAS nuestras banderas azules con el impacto que eso implica para el turismo, que supone, ojo, el 11% de nuestro PIB. Y yo me pregunto: ¿Por qué el Gobierno regional favorece tanto a un sector que supone el 6% frente a otro que supone el 11%?

El truco del almendruco. El truco del mago ha consistido en hacer creer a un millón cuatrocientos mil tíos que necesitan, sí o sí, cantidades exorbitantes de agua cuando solo necesitan 238 hm3 que ya trae la cuenca en superficie. Y ojo, motivarlos para que voten encabronados por algo que, en realidad, no necesitan. El asunto del Trasvase, ahora, le ha venido a Fer como llovido del cielo. Es triste, pero el nacionalismo hídrico aquí funciona. El agua para todos no es tal, es agua para unos pocos, y mucha. Si hubiéramos hecho una planificación estratégica seria, con un modelo económico que no se basara en recursos que no tenemos, si miráramos hacia la energía solar, que nos sobra, y si tuviéramos en cuenta el turismo, todo esto no pasaría. Los neandertales ya se mataban unos a otros por mearse aguas arriba del clan rival y nosotros, que nos reímos de los nacionalistas, somos peores en el asunto de un agua que el ciudadano de a pie no necesita en esa cantidad. Y para rematar, el PSOE la caga con el tema una y otra vez. Lo dicho, 60/40 para siempre. ¡Murcia a tope!

 

Fotos

Vídeos