¡Se está arrugando la Luna!

Lo mejor es no encarar tan feo asunto hasta que haya Gobierno

García Martínez
GARCÍA MARTÍNEZ

Esto ya, lo mires por donde lo mires, sí que es el no va más. ¿Y cómo no preocuparte con la inesperada noticia? Hay cosas en esta vida que las ves venir. Pero otras, amigo mío, te pillan en calzonzillos. Cómo te vas a imaginar tú (y menos distraídos como estamos con los pactos) que la Luna se arruga. Y no es como les pasa a los zagales -puro canguelo- antes de tirarse por primera vez a una piscina. Es como lo de mi abuela, que poco a poco se fue quedando hecha una pasica.

Aquello de 'la arruga es bella' era solo una frase. Tampoco diré que fuese del todo mentira. Pero, después de pasar toda tu vida viendo allá arriba una Luna tan lisica y redonda de toda redondez, cómo vas a imaginarla arrugada, tal que un clínex usado. Pero, vaya, es el diagnóstico de los científicos. Parece ser que (después de analizar más de doce mil imágenes tomadas por la sonda 'Reconnaissance Orbiter') han descubierto que el satélite, como dieron en llamarlo, se está encogiendo conforme se le va enfriando lo de dentro. Lo cual produce terremotos que forman arrugas en la superficie. ¿Qué me dice el lector?

-¡Hombre! Yo, de momento, no digo nada. Lo que haré es esperarme al verano, que está al caer. Y una vez que tengamos Gobierno, pues ya estudiaremos cómo encarar esta temática.

Lo veo bien. Porque el arrugamiento este tampoco se va a presentar en cuatro días. Me supongo que irá para largo. Ni la sopa se enfría en diez segundos, ni la Luna en media hora. Ahora bien, ¿de dónde demonios le viene el enfriamiento, si cada vez hace más calor? Me digo si no será que (como lo ve todo desde tan alto) le está perjudicando a su salud la cantidad de cosas tremendas que ocurren en la Tierra. Pero igual no. Porque esto de ahora no es nuevo. Y tampoco creo que sea para tomar tanto disgusto que, en la concreta España, hasta los niños de teta se estén dejando barba. ¿A ella qué más le da?

Igual es por vieja. Porque años tiene, la jodía Luna.