CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

El PP ha cometido muchos errores que le han llevado a perder desde 2011 nada menos que 7 millones de votos. 7, que se dice pronto

Jerónimo Tristante
JERÓNIMO TRISTANTE

Bueno ,amigos, como diría el castizo: 'se veía de venil'. Y es que éramos muchos los que no comprendíamos la deriva tan tan tan a la derecha del PP y sorprendía a propios y extraños que dos jóvenes poco preparados, y sorprendentemente reaccionarios para su edad, estuvieran al mando de una nave de la dimensión, trascendencia y volumen social que tiene el Partido Popular. No lo he dicho ni una ni dos ni tres veces en estas mismas líneas y en este mismo periódico, compruébenlo: los neorrancios hundirán al PP. Bien, pues ya ha pasado.

Creer en tu producto. Todo el que ha sido vendedor sabe que tienes que creer en tu producto. Por supuesto, partiendo de que este sea bueno y no vendas humo, claro. Pero yo, que me crié detrás de un mostrador, y todos aquellos que hemos trabajado como comerciales en grandes empresas sabemos que tienes que, contra viento y marea, mantenerte firme, defender las virtudes de lo que llevas entre manos y sobre todo, que no te flojeen las piernas. ¿Modas? Hay muchas. El Partido Popular ha cometido muchos errores que le han llevado a perder desde 2011 nada menos que 7 millones de votos. 7, que se dice pronto. Pero echar la culpa a Rajoy de los errores de estos dos indocumentados es injusto. Ellos dos, y solo ellos dos, son los que deciden echarse al monte y abandonar el centro derecha. Dejando el caladero libre para Cs y, si surge, para el PSOE. Muchos lo avisamos.

Una serie de catastróficas desdichas. Primero, el error de Soraya: pretender ser candidata de un partido que no controlas ni de coña. Segundo, el de 'Cospe' y estos 'repeinaos': cargarse a la mujer, con un perfil de centro derecha y aire competente, que había ganado las primarias con el voto mayoritario de la militancia solo por una cuestión de venganza personal. Tercero: dejar el partido en manos de dos jóvenes que no tienen ni idea de esto ni de nada. Como muestra, el director de campaña, Maroto, ni ha conseguido escaño. Eso lo dice todo. La anterior generación del PP ha dejado el partido en manos de una generación de jóvenes que no tiene formación, la han obtenido de entidades privadas de dudoso prestigio, carecen de experiencia laboral y muestran unos niveles de soberbia brutales pues la mayoría de ellos llevan en el coche oficial desde los 18 gracias a elecciones que ganaban sus mayores. Ahora, cuando ha llegado la hora de la verdad y han tenido que sacar adelante unos comicios, han demostrado su impericia, su falta de formación y han llevado al PP al peor resultado electoral de su historia: 66 diputados. Teo con sus ocurrencias y Casado con sus meteduras de pata, los 'paracaidistas' fichados a los que hubo que esconder por sus cagadas y la migración hacia la extrema derecha que han hecho que estos dos perdieran nada menos que 70 diputados. Esto, para el que sabe de política, supone una debacle económica en las finanzas del partido y una pérdida de cuadros anexos a los electos brutal.

Hasta el pequeño Lenin se moderó. Y es que no defender tu esencia, el centro derecha, y blanquear a Vox ha sido el error. Deberían habérselo planteado cuando vieron a Iglesias ir de 'moderadito', con una Constitución en la mano. Pero no, no llegan a eso. Ya he comentado muchas veces que me sorprendía ver cómo altos cargos del PP nacional y regional defendían, avalaban, se fajaban en redes intentando blanquear a Vox en lugar de denunciar que son ultraderecha. Pero estos tíos, de verdad, ¿son tontos? Si Vox crecía... ¿ de dónde coño creían que iban a salir esos votos, del PSOE, de la nada? ¡Eran vuestros, idiotas! Y ellos, erre que erre, mirando a la ultraderecha y obviando su flanco izquierdo, el centro. Y eso ha sido el éxito de Cs. Otros que, como no analicen bien este fenómeno, se irán por el desfiladero. Cs no ha crecido por su viraje a la derecha, al contrario. La foto de Colón fue un error. Cs ha crecido porque el votante moderado del PP, al echarse 'Casi' y Teo al monte, miró hacia el centro, hacia la izquierda de su partido donde ¿qué hay? Pues Cs. Si los naranjas se hubieran mantenido en el centro, su resultado habría sido bestialmente positivo. ¡Y están mirando en la otra dirección! Y así aparecen ante nosotros las dos únicas posibles opciones de gobierno en estas autonómicas: de un lado PSRM+ Cs ( porque matemáticamente con Podemos no da) o la otra, la de la oscuridad, el 'trifachito' con guinda, con López Miras al frente, un retroceso de 60 años. Piénsenlo.