Oceana pide que se protejan áreas de cría para superar la sobrepesca del Mediterráneo

Creen que se ha avanzado poco en la salvaguarda de los juveniles desde que se firmó la MedFish4Ever

LA VERDADMARRUECOS

En vísperas de la reunión de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM), que se celebra en Marruecos hoy y mañana, la ONG Oceana ha pedido a los países ribereños del Mediterráneo que protejan los Hábitats Esenciales para Peces (EFH, en inglés) para asegurar el futuro de la pesca en este mar. La CGPM se reúne para analizar los progresos realizados en la recuperación del mar con más sobrepesca del mundo, donde el 80% de las poblaciones de peces sufre este estado.

En 2017, los 24 miembros de la CGPM se comprometieron en la Declaración MedFish4Ever a proteger las áreas de puesta y cría (EFH) para 2018, a la eliminación de la pesca ilegal para 2020, a apoyar la pesca y la acuicultura a pequeña escala sostenibles y a acabar con la crisis de sobrepesca del Mediterráneo antes de 2030. Hasta ahora, la CGPM solo ha declarado un cierre pesquero -la fosa de Jabuka/Pomo en el Adriático-, «un avance positivo pero insuficiente», considera Oceana, que recuerda que especies como la merluza y el salmonete de fango se pescan hasta 12 y 6 veces por encima de los niveles sostenibles, respectivamente.

«Los estados que se reúnen esta semana en Marrakech tienen en sus manos el futuro inmediato del Mediterráneo. Les pedimos que mantengan y refuercen los compromisos que adoptaron en 2017 en MedFish4Ever como único camino para devolver la vida al Mare Nostrum», afirma María José Cornax, directora de Estrategia Política de Oceana Europa.

«Pedimos que refuercen los compromisos adoptados como único camino para devolver la vida al Mare Nostrum»

Coincidiendo con la actual reunión, Oceana presenta un visor que incluye ejemplos de cierres pesqueros regionales y nacionales ya existentes. Entre ellas se encuentran restricciones temporales y permanentes del arrastre de fondo, que contribuyen a la protección de áreas de puesta y cría. Asimismo, el visor permite obtener información relativa a las especies prioritarias de CGPM, como merluza, salmonetes o gambas, muy sobreexplotadas en el Mediterráneo. Desde Oceana defienden que establecer una red de EFH requiere mejor conocimiento de los cierres nacionales que hay en vigor, algo que se puede observar, al menos parcialmente en el citado visor. Al respecto, Oceana pide a los países mediterráneos que transmitan esa información a la CGPM periódicamente, con el fin de identificar áreas que necesiten mejor protección y avanzar en el desarrollo de una red coherente de EFH.

«Hasta ahora, los países mediterráneos no han protegido los Hábitats Esenciales para Peces, a lo que se comprometieron en 2017, pese a que es su mejor baza para proteger los juveniles, recuperar la productividad marina y aumentar la resiliencia ante el cambio climático. Proteger las áreas cruciales para la supervivencia de los peces es un componente de la buena gestión pesquera y debe convertirse en una prioridad para el Mediterráneo», añade Nicolas Fournier, responsable de política de la UE en Oceana Europa.