NAVEGA MAR MENOR

José Miguel Martínez Castejón. /
José Miguel Martínez Castejón.
JOSÉ MIGUEL MARTÍNEZ CASTEJÓNPRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN NÁUTICA DE LA REGIÓN

Este es el nombre de nuestra web, Navega Mar Menor, amamos y queremos nuestro Mar Menor. Todos saben que no somos responsables de ninguno de sus males, pero siguen acusándonos.

Siempre hemos sido los eternos culpables. En febrero del 2002, nuestro consejero sr. Cerdá inició una cruzada contra la navegación a motor en el Mar Menor, en especial contra la moto acuática. No había un solo informe de su Consejería que avalase dichas acusaciones, daba igual, lo importante era acusar a la navegación. Cuando exigimos dichos informes, fue incapaz de encontrar un solo estudio, de los muchísimos que se han hecho, que acusara de lo más mínimo a la navegación.

Vivimos en un Estado democrático, donde todos tenemos derecho a opinar, pero una cosa es opinar y otra muy distinta informar sobre la realidad, con estudios científicos que lo avalen.

Todas las actividades que se realizan en el Mar Menor, de ocio o profesionales, deben estar reguladas y cualquier actividad que perjudique medioambientalmente deberá ser estudiada por si se puede seguir realizando o se debe suspender en todo el Mar Menor o solo en determinados sitios.

En el 2002, éramos los culpables. Cuando el Mar Menor se puso verde en 2016, se olvidaron de nosotros y le tocó a la agricultura, sector que, regulado, es perfectamente compatible con el Mar Menor. Ahora, en el 2019, los 'círculos de opinión', como opinar es gratuito, vuelven a la carga contra la navegación de recreo. Y, cuando se hagan los estudios de navegación en el Mar Menor, tanto de recreo como profesional, entonces se acusará a la pesca por las motorizaciones tan antiguas y poco ecológicas con las que trabajan. No duden que la pesca también es otro sector que, regulado, es perfectamente compatible con el Mar Menor.

En la pesca, bello, duro y admirado oficio, trabajan y navegan prácticamente todo el año, día y noche. De igual forma, en el sector náutico, somos cientos de familias que vivimos de la náutica, realizando un trabajo duro todo el año, atrayendo personas a la navegación respetuosa y a conocer y disfrutar del mar, al margen del valor económico y social que la náutica aporta al sector turístico en la Región de Murcia. Nuestro trabajo es lícito, honrando y muy respetuoso con el mar, no somos señoritos (usuarios de barcos) ni macarras (usuarios de motos), como nos ve la opinión pública, ni mucho menos los culpables de los males del Mar Menor.

Prácticamente nadie navega en todo el año en el Mar Menor, nadie. Hay una ocupación media navegando del 0,00002%, de los 135 millones de metros cuadrados que tiene el Mar Menor; el chorro de la moto sale por encima de la superficie del mar y en nada afecta al fondo marino; la náutica actual, cumple con las más estrictas normas medioambientales existentes en índices de contaminación acústica y emisiones de gases, estando muy por debajo de lo permitidos actualmente; no queman aceite en la combustión; respetamos y cuidamos el medio natural,... Pero todo esto da igual, seguiremos siendo culpables, pero no por contaminar, sino por ser señoritos o macarras, la opinión injustificada prevalece.

Queremos un turismo de calidad, que genere riqueza, que practique actividades que muevan la economía y generen empleo. El sector náutico juega un papel principal en la aportación de valor añadido a nuestro turismo. No se puede atacar a un sector, como el de la náutica deportiva y de recreo, culpabilizándolo falsamente de los problemas medioambientales del Mar Menor.