EMPRENDER PARA TRANSFORMAR

Un reto clave para docentes y estudiantes este siglo

JUAN DIEGO LÓPEZ GIRALDO

Hemos estado viviendo desde la revolución industrial con la proliferación de los modelos en serie y, luego, con la revolución tecnológica, vamos camino de una franca deshumanización y mecanización de procesos que han contribuido y desembocado en las diversas crisis que enfrentamos hoy de índole político, económico, financiero, humanitario y ambiental. No vamos a cambiar nada haciendo lo mismo y por eso la competencia clave para aprender es emprender, y ha sido incluida por la OCDE, desde hace ya tiempo, como una de las ocho competencias básicas en educación seleccionadas en la UE y por el Ministerio de Educación.

En ese marco, una red educativa de socios de Letonia, Bulgaria, Reino Unido, Rumania y España, junto con un socio emprendedor de cada país, desarrollaron entre 2015 y 2018 el proyecto Erasmus+ Emprendedores Verdes Europeos (GEE, por sus siglas en inglés). Este proyecto en España estuvo coordinado por la Fundación Tierra Integral (Bullas) junto al Centro de Agroecología y Medio Ambiente y la Asociación Integral para Desarrollo Rural. El proyecto trabajó con docentes y estudiantes de tres institutos de Secundaria de la Región -Miguel Hernández (Alhama), Miguel de Cervantes (Murcia) y Los Cantos (Bullas)- con un enfoque de aprendizaje más transformativo que aditivo, aprendiendo de los ciclos de la naturaleza como base para los modelos de economía circular.

El Proyecto Emprendedores Verdes Europeos (GEE) animó la autonomía e iniciativa emprendedora y empresarial, tanto de docentes como de estudiantes, ofreciendo contacto directo con emprendedores verdes de la Región como el proyecto Virere; conociendo los productos Avus; escuchando la experiencia de Verdiana; y viendo los trabajos de Tilamur o el proyecto Plumbum. Todas estas experiencias emprendedoras murcianas se encuentran ahora en el sitio del proyecto www.geelearning.eu.

El proyecto GEE buscó desde el principio fortalecer el vínculo entre los institutos y el mundo del trabajo con ejemplos reales que inspiraran a los educandos y educadores para repensar cómo podrían los negocios funcionar gracias a los modelos de los procesos naturales, sabiendo que en la naturaleza no se acumulan residuos, sino que, justamente, son la materia prima para otro proceso cíclico. Para ello, hubo clases fuera del aula que permitieron el desarrollo del trabajo en grupo, la creatividad, la iniciativa, la responsabilidad y enfrentar la incertidumbre como parte del proceso dinámico del mundo de hoy.

En España, el año pasado, según el INE, se crearon 6.811 sociedades y se disolvieron 2.636, un 38%. En Murcia, se crearon 184 y se disolvieron 39 sociedades, el 21%. Por tanto, existen aún cifras que pueden animar a los emprendedores murcianos y españoles.

Nos podemos preguntar ahora: ¿Cuántos docentes que enseñan la asignatura de iniciación a la actividad emprendedora y empresarial en los institutos son o han sido emprendedores? GEE ofrece a los docentes unidades diferenciadas , estrategias de evaluación y una web con recursos, sin importar si el estudiante quiere crear un empresa o más bien desarrollar su competencia emprendedora personal mediante actividades y reflexiones para que pueda pensar sistémica y críticamente sobre los problemas y retos desarrollando habilidades analíticas esenciales para crecer como seres humanos.

El proyecto GEE se aproximó en menor medida a otros centros educativos de la Región como la bioescuela La Hornera (Molina), CEIS Vega Media (Alguazas), IES Salzillo (Alcantarilla), IES Domingo Valdivieso (Mazarrón) y IES Alquipir (Cehegín). GEE estuvo presente, gracias al Servicio de Programas Educativos de la Consejería de Educación, en el evento anual de la Red de Escuelas Sostenibles Esenred-Murcia y, en diciembre, se presentó una ponencia sobre el proyecto en el I Congreso de Docentes Iberoamericano, en Algeciras (Cádiz).