El Colegio Oficial de Biólogos se opone al puerto de El Gorguel

Camino de acceso a El Gorguel, con la cala al fondo. / Antonio Gil
Camino de acceso a El Gorguel, con la cala al fondo. / Antonio Gil

Preparan un manifiesto que harán público y se ponen al servicio de las autoridades regionales para proponerles alternativas sostenibles

Pepa García
PEPA GARCÍA

Se oponen a la destrucción del entorno natural de El Gorguel y no lo ocultan pese a que saben que su postura puede generar rechazo, pero consideran que el daño ambiental, a la salud y social que provocará «no lo compensa ninguna medida compensatoria». Lo han anunciado en la página web del Colegio Oficial de Biólogos de la Región de Murcia (Cobrm). Tienen razones fundadas y ahora preparan un manifiesto, que harán público en cuanto pase las consultas a los colegiados, con los motivos, base y bibliografía científicas, para oponerse al macropuerto de El Gorguel.

La iniciativa, apoyada por la mayoría de los biólogos colegiados, surgió a raíz del anuncio del Gobierno regional de que iba a volver a solicitar para El Gorguel la declaración de interés público nacional, justificado por las presiones del sector empresarial. Sin embargo, desde el Cobrm creen que «el 'progreso' no debe producirse a costa del medio ambiente, la salud o la deshumanización de la sociedad», afirma el decano de los biólogos, Ginés Luengo. Y piden soluciones alternativas, «un cambio de modelo productivo, que apueste por la biotecnología, con las universidades públicas y los institutos de investigación como puntales; que dé un giro de 180º hacia las nuevas tecnologías y las patentes en medicina, biología y calidad alimentaria. Está demostrado que las sociedades que invierten en ciencia están mejor», resumen desde el Cobrm.

Para convencer a la población en general, pero también a los empresarios y a los responsables políticos de la Región, los colegiados trabajan para demostrar, a través del manifiesto que están elaborando y que publicarán en cuanto lo terminen, que la ciencia avala su postura: «Las nuevas infraestructuras van a tener efectos ambientales y van a suponer la destrucción absoluta de un entorno natural singular».

Medioambientalmente, la zona está protegida por varias directivas europeas, tanto la terrestre -Sierra de la Fausilla (LIC)- como la marina -Valles Sumergidos del Escarpe de Mazarrón (ZEC)-, por lo que la construcción de la macroterminal de contenedores y las infraestructuras necesarias para su funcionamiento «afectarán a numerosos taxones animales y vegetales protegidos». Además, recuerdan que el aumento del tráfico marítimo -«según se ha anunciado en la prensa llegarán 4 millones de contenedores al año», cita Luengo- incrementará el riesgo de vertidos de hidrocarburos al mar; así como el tráfico terrestre, y el movimiento de tierras para su construcción y la de los accesos perjudicará a fauna y entorno, además de a las personas. Y recuerdan al Ejecutivo que los estudios de impacto ambiental terrestre, «que vamos a solicitar a la Autoridad Portuaria», y marino, «que no está acabado», son preceptivos para la declaración de interés público.

La salud, otra causa

No se queda al margen de las razones la salud de la población. «Está demostrado que la contaminación ambiental aumenta el riesgo de padecer cáncer, que ya es un 10% superior en la zona de Cartagena, y enfermedades cardiovasculares» y, añade, se moverán tierras que son estériles mineros. Contaminación a la que se suma la lumínica, relacionada con problemas de salud y ambientales; y la acústica, que van a sufrir las poblaciones cercanas. Las mismas que «van a tener que asumir la expropiación forzosa, muchos de sus habitantes perderán todas sus posesiones, además de un paisaje excepcional para las futuras generaciones». También «dudamos de la rentabilidad anunciada, dada la experiencia con las obras públicas de la Región», resume Luengo. Y cita como ejemplos la desalinizadora de Escombreras o la Paramount.

No obstante, son conscientes de que no basta con oponerse, «nos ponemos al servicio del Gobierno regional y la Autoridad Portuaria para proponer alternativas viables y sostenibles», se ofrecen.

 

Fotos

Vídeos