Ayuntamiento de Murcia y Acude unen fuerzas para frenar el desierto

Pilar Sánchez supervisa los trabajos de recuperación de bancales con siembra de cereal en La Tercia. / ACUDE
Pilar Sánchez supervisa los trabajos de recuperación de bancales con siembra de cereal en La Tercia. / ACUDE

La iniciativa persigue corregir los procesos erosivos y fomentar la biodiversidad de las fincas públicas de La Tercia y Los Santiagos

Pepa García
PEPA GARCÍA

El alcalde de Murcia, José Ballesta, y la presidenta de la Asociación para la Custodia del Territorio (Acude), Pilar Sánchez, acaban de renovar el convenio de colaboración de custodia compartida para trabajar en la recuperación ambiental de las fincas públicas La Tercia (50 hectáreas), colindante con la ZEPA Carrascoy y El Valle, y Los Santiagos (12 hectáreas), situada en Cabezo de la Plata.

Ambas fincas, destinadas a cultivos intensivos que fueron abandonados, están amenazadas por fuertes procesos erosivos, como el abarrancamiento de los antiguos bancales, tienen importantes valores naturales. En el caso de La Tercia, hay zonas con manchas de pino carrasco, espartal y matorral (lentisco, espino negro, romero, tomillo y jarilla) y en Los Santiagos, algunas de las reforestaciones llevadas a cabo en el marco de este convenio «están permitiendo su paulatina restauración ambiental, a lo que se une el desarrollo de un matorral de sustitución compuesto por albaida y bojas, principalmente, que están dando estabilidad a los suelos y aportando materia orgánica», explican desde Acude, ONG desde la que llevan cerca de 3 años uniendo fuerzas con el Ayuntamiento para frenar el avance del desierto.

Las labores puestas en marcha están permitiendo la restauración y recuperación de suelos, la corrección de los graves procesos erosivos que afectaban a las fincas, el fomento de la biodiversidad plantando setos o construyendo refugios para la fauna silvestre. Asimismo, Acude está elaborando un listado de flora y fauna «se encuentra muy avanzado», para lo que ha realizado acciones de fototrampeo y muestreos de insectos y moluscos terrestres, «habitualmente olvidados de estos listados».

En el marco del actual convenio, darán continuidad a acciones como las siembras de cereales para la fauna silvestre, el mantenimiento de setos, la corrección de procesos de abarrancamiento, el fototrampeo o la distribución de material divulgativo. Igualmente, Acude anuncia que instalará cajas refugio para murciélagos, recuperará bancales con la plantación de algarrobos, realizará actividades de voluntariado para recoger residuos plásticos de la agricultura, contribuirá a fijar los suelos plantando esparto y señalizará especies de flora con fines didácticos.

También está estudiando implantar en las fincas la apicultura, para «fomentar esta actividad tradicional y favorecer la polinización de la flora silvestre, en colaboración con apicultores profesionales que integran la red de custodia de Acude».