Alumnos del Alfonso X El Sabio llevan Foodtopía al Global Issues Network

Pedro José Romero, Marta Flor Cremades, Clarisel Köppel y Javier Martínez. / Guillermo Carrión / AGM
Pedro José Romero, Marta Flor Cremades, Clarisel Köppel y Javier Martínez. / Guillermo Carrión / AGM

Los estudiantes, que buscan minimizar el impacto humano en el planeta, ven en esta empresa una forma de evitar los plásticos

Pepa García
PEPA GARCÍA

«Podríais haber dejado el planeta en mejores condiciones», echan en cara a los adultos los cuatro alumnos de primero de Bachillerato Internacional del IES Alfonso X El Sabio de Murcia, que llevarán a finales de marzo (29 y 29) el 'caso Foodtopía' al Global Issues Network (GIN), un congreso internacional anual que alimenta y moviliza comunidades de ciudadanos para construir un mundo más igualitario y sostenible. «Empezamos trabajando en el proyecto porque era un encargo y hemos acabado concienciados y dándonos cuenta de que hay que actuar ya, que se acaba el tiempo», resumen sobre el proceso de preparación del proyecto. De las conversaciones con los compañeros, Pedro José Romero, Marta Flor Cremades, Clarisel Köppel y Javier Martínez Lomba sacaron la conclusión de que se iban a centrar en un tema medioambiental, y de la existencia de un local de Foodtopía en las inmediaciones de su IES surgió la idea de tomarlo como punto de partida para su proyecto 'Pack the wrap' -Empaquetar el envoltorio-. «Descubrimos que Foodtopía no solo era un local de comida preparada que no usaba envases y vendía la comida más barata, sino que aboga por una cultura de residuos cero, por reducir el consumo energético y, por tanto, el impacto de la alimentación en el medio ambiente, por minimizar el consumo de proteínas de origen animal,...», van contando los estudiantes que, antes de presentar el proyecto en el congreso internacional, realizarán una serie de acciones incluidas en su proyecto. «Vamos a programar una recogida masiva de basura en el centro de Murcia y varias charlas en el instituto», cuentan. Y añaden que la filosofía que defiende Jesús Pagán, gerente de Foodtopía, «es muy interesante. Aunque quizá un poco utópica, merece la pena luchar por barrios con huertos y residuos cero. Con la colaboración masiva de toda la ciudadanía, podemos llegar».

Convencidos de que comida sana a buen precio fomenta la comida saludable, apta para todo el mundo, y favorece la economía local, han decidido hacer de apóstoles y concienciar a los alumnos de cursos inferiores. «Desde que probé el puding de brócoli en Foodtopía, me gusta el brócoli», asegura Marta, y añade que la entrevista con Jesús Pagán les sirvió para darse cuenta de que «el cambio que necesita el planeta tiene que salir de nosotros, los jóvenes. Hay que hacer algo para que los gobiernos nos escuchen. Se nos acaba el tiempo. Los adultos piensan que hay que mejorar el mundo por los hijos, pero no lo han hecho. Ahora nos toca a nosotros mejorarlo para nuestros hijos y hay que empezar ya», consideran estos cuatro jinetes de la comida sana, de residuo cero, bajo consumo energético y local.

Y para que la filosofía Foodtopía de alimentarnos de comida para no comernos el mundo cunda entre los murcianos, el Ayuntamiento acaba de otorgarles seis puestos en sendas plazas de abastos de la ciudad (Verónicas, Saavedra Fajardo, El Carmen, La Alberca, San Andrés y Cabezo de Torres), que en un mes y medio esperan abrir. «Es único en el mundo que 6 espacios públicos vayan a tener 6 lugares de abastecimiento de comida exenta de plástico», destaca Pagán. Y afirma que tener un espacio en «los lugares devastados por las grandes compañías de distribución de alimentos, es un símbolo de que todavía podemos hacer algo».