Fábricas de hortalizas en cada barrio

Vicente Martínez, coordinador del proyecto, analiza el drenaje de las tomateras de la plantación experimental. :: guillermo carrión / agm
/
Vicente Martínez, coordinador del proyecto, analiza el drenaje de las tomateras de la plantación experimental. :: guillermo carrión / agm

También coordinado por el director del departamento de Nutrición Vegetal del Cebas-CSIC, Vicente Martínez, y con la empresa de Pilar de la Horadada Rufepa como titular, acaba de aprobarse el proyecto Hidroleaf, incluido en la convocatoria Retos Colaborativos del Ministerio de Economía y Competitividad y en el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016. El proyecto, resume el investigador, consiste en desarrollar fábricas de hortalizas de hoja, como lechuga, escarola, endivia,... en contenedores cerrados. La idea es reconvertirlos para cultivar con luces led. «No se tira nada, hasta el agua transpirada por las plantas se condensará mediante sistemas de refrigeración para volver a usarla. Se podrá cultivar sin importar las condiciones climatológicas exteriores, ya sean 50º o temperaturas bajo cero». El proyecto, aclara Martínez, tiene una duración de tres años y «en un año tendremos preparado el contenedor de barco con las luces. La ventaja es que, mientras que tengas energía, se podrá cultivar en cualquier sitio, sin necesidad de transportar el producto largas distancias como ahora, y la producción será constante y no precisará el uso de pesticidas, por lo que los productos que se cultiven serán mucho más sanos», avanza sobre el incipiente proyecto.