La vuelta al cole dispara el gasto familiar en septiembre

A los gastos básicos se suman otros como servicios de comedor y actividades extraescolares. /Freepik
A los gastos básicos se suman otros como servicios de comedor y actividades extraescolares. / Freepik

Libros, uniformes, material escolar y matrículas, entre otros, suman cientos de euros de inversión en todos los niveles educativos

LYDIA MARTÍNMurcia

Se podría denominar la 'cuesta de agosto', o de septiembre. En el aspecto más empírico, consiste en la vuelta a la rutina tras un periodo sosegado, de vacaciones, de relajación y desconexión para olvidar el estrés del día a día o cargar de nuevo las pilas para lo que viene: la vuelta 'al ruedo'. Si la apatía o la falta de energía no fuera suficiente en estos días, este término adopta mayor relevancia cuando se materializa, en caso de tener retoños, en una serie de gastos incalculables -o calculables, pero que no se quiere hacer demasiadas cuentas para no mermar lo que queda de verano- como resultado de la famosa vuelta al cole.

Libros, cuadernos, bolígrafos, estuches, uniformes, equipamiento deportivo, mochilas y otros materiales escolares deben renovarse en algunos casos, y en otros supone una cuestión obligada cada cambio de curso que hace que las familias tengan que desembolsar grandes cantidades de dinero. Todo sea por la educación.

Pero, ¿cuánto supone realmente el gasto de la vuelta al cole? La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio para ponerle números. Según la encuesta realizada a padres de hijos en edad escolar de 3 a 18 años de Infantil, Primara, ESO y Bachillerato, el gasto escolar medio en España asciende a 1.993 euros por niño, teniendo en cuenta las diferencias que hay entre la educación pública (60% de los encuestados), la enseñanza concertada (33%) o los centros privados (7%), ya que podría ascender hasta los 6.000 euros. Y, aunque en muchas ocasiones no se paga todo de golpe, no deja de ser un azote a la cuenta bancaria nada más terminar el periodo estival. Según el nivel de estudios, varía entre los 1.837 de media de Educación Infantil, 2.079 en Primaria, 1.920 en ESO y 2.061 de Bachillerato.

La innovación en la enseñanza lleva al estudio con tableta u ordenador

Las actividades extraescolares suponen al mes un nuevo añadido

Teniendo en cuenta la Región de Murcia, la web kelisto.es estima que a las familias murcianas la vuelta al cole les costará 832 euros de media, siendo la octava región en la que el impacto del inicio escolar es mayor; una cifra que supone un 2,8% de lo que gasta un hogar al año.

Este informe además señala que estos gastos han aumentado en los 10 últimos años en un 13,8%, cuando el presupuesto de las familias no ha crecido al mismo ritmo. De hecho, un 36% de la población se muestra sin capacidad para afrontar gastos imprevistos y que compara en el mercado para recortar el gasto final destinado a este hecho. Teniendo en cuenta los 294.919 alumnos que señala este estudio en la Región, el gasto en euros de la vuelta al cole es de más de 245 millones de euros; más de 7.000 millones de euros a nivel nacional.

Tanto es el desembolso, que muchas familias dependen de planes financieros, o ayudas y becas que concede el Estado y las Comunidades Autónomas para sufragar este gasto. En el último año, la partida total destinada a este fin aumentó un 2%, y superó los 2.100 millones de euros, mientras que el número de ayudas o becas concedidas creció un 3,19%, hasta los 3,4 millones. Pese a estas subidas, el importe medio por beca descendió un 1,12%, al pasar de 638,04 euros a 630,9 euros. Teniendo en cuenta la última década, el número de ayudas y becas ha crecido en un 9,45% y el importe en un 6,96% más, destinando más medios a este fin. En este aspecto, sigue habiendo desigualdades entre las enseñanzas universitarias (-4.44%), enseñanzas postobligatorias y obligatorias (+12,35%), educación infantil y educación especial (+125.87%).

Historias personales

De entrada, comenzar el curso escolar ya ronda los 500 euros. Por un lado está la matriculación en el centro y ciertas cuotas que hay que pagar de forma mensual o anual, y por otro lado está todo lo necesario para equipar a los hijos: uniforme, libros de texto y material escolar que, según la OCU, oscila entre los 170, 124 y 100 euros, respectivamente.

En cifras

De 1.176 a 6.171 euros
Gastos de la 'vuelta al cole' en función de si el centro es público o privado, según la OCU
De 1,837 a 2.079 euros
Dependiendo del nivel de estudios, de Educación Infantil o Primaria. En ESO es de 1.920 euros y en Bachillerato, de 2.061 euros

Ginés Pérez tiene tres hijos: la mayor, de seis años, le supone un gasto escolar de 115 euros de matrícula, y unos 300 euros en libros. «Si hay que renovar uniforme, el gasto son otros 300 euros. Más o menos sale por unos 700 euros nada más empezar y eso es mucho dinero», afirma. Además, tiene gastos de guardería de sus dos mellizos.

Myriam Martínez lleva a sus dos hijas, de 5 y 7 años, a un concertado. En gastos de libros, indica que ronda los 600 euros para las dos y, aunque no llevan uniforme, gasta unos 80-90 euros por cada una para las actividades deportivas o salidas fuera del cole, en las que llevan un vestuario común sin llegar a considerarse uniforme. «No es obligatorio como tal, pero al final es como si lo fuera», señala. Además, la aportación voluntaria al centro es de 20 euros al mes por familia, algo opcional y que no supone «distinción entre los que pagan y los que no».

Conforme avanzan los niveles educativos, los gastos base no experimentan cambios muy notables y se mantienen aproximadamente en las mismas cifras. Marcelino Velasco invierte unos 350 euros en libros, unos 100 en material escolar y 50 en ropa deportiva de uniforme para su hijo Javier, de 12, que empieza 1º de ESO. Para su hija María, de 17, que empieza un ciclo formativo de Grado Medio, unos 300 euros de libros, 80 de material escolar y el transporte suma unos 60 euros al mes, ya que tiene que desplazarse diariamente desde su localidad, Archena.

A nivel universitario, Marta Martínez empieza 5º del Doble Grado en Periodismo e Información y Documentación. En fotocopias, según informa, se gasta en torno a los 80 euros. «Como no tenemos libros, las fotocopias son los gastos más elevados» afirma. En su caso, recibe beca del Ministerio de Educación que le exime de pagar las tasas de matrícula, pero sí tiene que pagar transporte para desplazarse hasta el centro, así como agendas, folios y otros materiales necesarios. A estos gastos se suman, en casos de otros estudiantes, pagar un alquiler y mantenerse durante todo el curso fuera de casa.

Solución tecnológica

La solución al elevado gasto de los libros de los diferentes cursos escolares parece haber encontrado un aliado perfecto: la tecnología. Tanto es así que algunos centros deciden innovar y poner a disposición de sus alumnos ordenadores y tabletas para que puedan aprender en base a estas herramientas, sin tener que hacer un gran desembolso. A la hora de iniciar el curso, estos centros suelen pedir cuotas anuales por gastos materiales, pero más reducidas de lo habitual.

Ana María Pascual lleva a sus hijos, Fran, de 12, y Ana, de 7 años, a uno de estos centros en Cartagena, basados en la innovación educativa desde todos los ámbitos de conocimiento. «No llevan libros, trabajan en base a proyectos y se lo dan todo y tienen ordenadores en el colegio», señala, añadiendo que paga 120 euros anuales por cada uno y en materia de gastos «se despreocupa durante todo el año».

Esto a su vez tiene una cara B: la necesidad de disponer de ordenadores y otras herramientas tecnológicas para continuar con la enseñanza y las tareas en casa, así como la ayuda por parte de las familias para poder llevarlas a cabo y que aprendan a utilizarlas correctamente. Por fortuna, a día de hoy los ordenadores están presentes en la mayor parte de las familias, lo que hace que no suponga un gasto extra propiamente dicho con motivo del curso escolar.

Sumando

El inicio del curso, además de volver a las aulas, es el momento de plantearse qué hacer para que los estudiantes hagan un buen uso de su tiempo libre. En este aspecto, entran en juego las actividades extraescolares.

Además de la inversión de libros y material, Charo Andrés lleva a su hijo de 11 años a clases particulares, para reforzar sus conocimientos fuera de las aulas, lo que le supone un gasto por curso de en torno a 200 euros; se añaden las clases de Inglés, que suponen en torno a 30 euros al mes, aunque esta cifra oscila según la academia o centro. Además, su hijo hace judo, batería y golf, lo que supone un gasto de unos 150 euros por curso extra.

Por su parte Myriam Martínez también apuesta por el Inglés, una de las clases de refuerzo más demandadas en horario extraescolar, gimnasia rítmica y natación, lo que supone un gasto de cerca de 90 euros mensuales.

Si se suman gastos como el transporte escolar o público, gasto de comedor o desayuno de los centros o incluso cuotas de las asociaciones de madres y padres o similares, parece normal que para los padres no quede otra que ajustarse el cinturón en septiembre.