La venta de viviendas en Murcia aumentó un 21,9% en el primer trimestre de 2018

El mercado inmobiliario español encandena cuatro años consecutivos de crecimiento. S. Triguero/Efq/
El mercado inmobiliario español encandena cuatro años consecutivos de crecimiento. S. Triguero/Efq

BBVA Research resalta la buena evolución de la economía de la zona, cuatro décimas por encima de la media, lo que redundaría en creación de empleo y demanda de inmuebles

NE.

La Región de Murcia registró en los primeros tres meses de este año un incremento de 14 puntos por encima de la media nacional, que se situó en el 8%. Durante este mismo periodo el precio de la vivienda ha aumentado en un 1,7%, la primera subida desde el inicio de la crisis. De cara a este año, BBVA Research resalta la buena evolución de la economía de la comunidad que superará a la media española en cuatro décimas, lo que podría beneficias la creación de empleo y la demanda de vivienda. Madrid y Valencia, principales mercados de origen de compradores nacionales en la región, impulsarán la compra de segundas viviendas.

Murcia cerró el primer trimestre de 2018 con la transacción de 4.182 viviendas, lo que supone un aumento del 21,9% con respecto al mismo periodo del pasado año. Incremento similar al que se ha producido en las provincias limítrofes de Almería (25,7%) y Alicante (18%).

En 2017, el crecimiento de la venta de vivienda principal, aquella llevada a cabo por residentes en la Región (21%), fue superior a la media nacional (16,5%). El mercado inmobiliario murciano se vio también impulsado por los extranjeros, cuya demanda creció un 13,3%. En total, las transacciones residenciales crecieron un 13,4%, tres puntos porcentuales menos que la media española. Así, a lo largo de 2017 se vendieron 15.460 viviendas, de las cuales el 62% eran principales (7,5 puntos menos que la media nacional) y el 26% a extranjeros (8,7 puntos más que la media).

En el primer trimestre del año la evolución de los precios fue positiva y presentaron un incremento de 1,7%, primera subida desde que comenzase la crisis. Aun así, los precios continúan un 39% por debajo del máximo histórico.

El mercado inmobiliario español encadenó el cuarto año consecutivo de crecimiento. La creación de empleo, los bajos tipos de interés, la confianza de los hogares, la escasa rentabilidad de activos alternativos, el buen tono de la demanda extranjera y un impacto limitado de la incertidumbre en el sector están detrás de estos datos. El comportamiento de la demanda ha sido, sin embargo, muy heterogéneo en las diferentes comunidades autónomas.

En 2017 se vendieron 15.460 viviendas, de las cuales el 62% eran principales (7,5 puntos menos que la media nacional) y el 26% a extranjeros (8,7 puntos más que la media). Reino Unido encabeza la lista de países demandantes de vivienda en la región (40,24%), seguido de Marruecos con un 15%.

Madrid (34,5%) y Almería (17,2%) fueron los dos principales mercados de origen de los compradores de vivienda en la región, seguidos de Barcelona (16,8%) y Alicante (13,3%). Las ventas de segundas vivienda, operaciones llevadas a cabo por residentes en otra provincia, cayeron el 11% en 2017. Por su parte, los murcianos que compraron fuera de la comunidad se decantaron por Alicante (68%), Almería (8,3%) y Madrid (6,2%).

Por otro lado, en 2017 se firmaron 1.183 visados de obra nueva en Murcia, un 6,8% más que en el año anterior. Se trata de un incremento notablemente inferior a la media nacional (26,2%). Sin embargo, hay que señalar que desde que en 2015 se produjese el mínimo histórico, los visados de obra han aumentado en un 11,4%.

El mercado inmobiliario murciano es muy dependiente del mercado nacional. Por ello, la marcha de la economía de la Región, así como la de los mercados más influyentes en la demanda (Madrid, Valencia y Reino Unido), serán determinantes para el sector. Según las previsiones de BBVA Research, Murcia crecerá en 2018 un 3,3%, cuatro décimas por encima de la media de España (2,9%). En 2019 continuará el aumento por encima de la media española y crecerá un 2,5%. El crecimiento este año podría beneficiar tanto la creación de empleo como la demanda de vivienda.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos