Sofás rellenos de solidaridad de la mano de la firma DFS

Carlos Conejero, Paul Airey, Manuel Leal y José M. Hernández. CR/
Carlos Conejero, Paul Airey, Manuel Leal y José M. Hernández. CR

NE.

Hay muebles con alma solidaria, además de madera y telas nobles. La firma DFS, líder en fabricación de sofás en el Reino Unido, se propuso destinar un euro de cada una de las ventas realizadas en sus tiendas de San Javier y Málaga con el fin de contribuir a mejorar el bienestar de las familias con menos recursos.

Los representantes de la marca británica en España, Paul Airey y Carlos Conejero, entregaron a Cruz Roja el importe recaudado en el último trimestre. El presidente de Cruz Roja Mar Menor Norte, Manuel Leal, y el voluntario de la organización José Miguel Hernández, fueron los encargados de recoger el cheque solidario. «Cada venta de DFS se convierte en algo más, en un euro más para quien lo necesita», explicó Paul Airey.

Por su parte, el director de Operaciones de DFS en España, Carlos Conejero, informó de que la compañía fabricante de muebles «dona al año seis millones de libras a diferentes organizaciones solidarias, correspondientes a las ventas obtenidas en todas sus tiendas». Para los responsables de la firma inglesa, «el afán de la empresa es llevar el confort a la vida de las personas pero no nos limitamos solo a los sofás».

Sobre la creciente demanda en España de los sofás de sello británico, hechos a mano, Conejero afirmó que «como ciudadanos que trabajamos y vivimos en esta tierra creemos necesario devolver algo a la comunidad y nos gustaría ayudar a la mayor cantidad de gente posible y Cruz Roja nos llamó la atención porque precisamente está haciendo esto». Un cartel situado a la entrada de los establecimientos de DFS informa a sus clientes no solo de las ventajas de sus productos, como los 15 años de garantía, sino también de la contribución solidaria con cada compra de los diferentes modelos de sofás u otro tipo de muebles.