El registro de la jornada laboral, una obligación desde el pasado 12 de mayo

Las soluciones biométricas se impondrán en las grandes compañías. Ranczandras/
Las soluciones biométricas se impondrán en las grandes compañías. Ranczandras

La nueva normativa contempla la modificación del Estatuto de los Trabajadores para regular y garantizar que no se superan los límites de horario establecidos por convenio

S. TRIGUERO. murcia

Desde el pasado domingo 12 de mayo es obligatorio el registro del inicio y fin de la jornada laboral para todos los trabajadores. El real decreto-ley 8/2019, del pasado 8 de marzo, contempla la modificación del Estatuto de los Trabajadores para establecer la obligación de registrar el inicio y fin de la jornada laboral. Se trata de garantizar el cumplimiento de horario al tiempo que se facilita el control de este por parte de la Inspección. Las empresas han tenido dos meses para adaptarse al registro de horario desde su publicación en el BOE del pasado 12 de marzo.

De esta forma, el registro de la jornada laboral con la información relativa a la entrada y salida de cada empleado pasa a ser obligatorio para las empresas que tengan al menos una persona contratada, ya sea para los que trabajen media jornada como para los que lo hagan a jornada completa.

El modo de hacer el registro pasa con contar con aparatos especializados para fichar (huella o tarjeta) o incluso aplicaciones informáticas, que se han multiplicado desde que se aprobara la nueva normativa. También son válidas las soluciones simples (excel, hoja impresa).

El objetivo de esta normativa es garantizar que ninguna empresa supere los límites de horario establecido por convenio, así como los tiempos de descanso de los trabajadores. La normativa también especifica que los registros deben guardarse durante cuatro años, tiempo que la Inspección puede requerir esta información.

El incumplimiento del registro de la jornada dará lugar a sanciones, igualmente recogidas tras la modificación de la Ley de Infracciones en el Orden Social. Se impondrán multas de entre 626 y 6.250 euros para las empresas. En el caso de encontrar múltiples incumplimientos de la norma, que afecten a diferentes trabajadores, se impone una sola sanción.

Indudablemente, el control por parte de las empresas que siempre hacen el mismo horario y con los trabajadores en su lugar habitual de trabajo no presenta complicaciones. El problema se presenta para aquellas empresas que cuentan con empleados a turnos, trabajadores con movilidad o teletrabajadores, ya que el control se hace más complicado.

Al tiempo, la normativa también refleja que los registros deben estar a disposición de los trabajadores en todo momento.

España se ha adelantado al fallo del Tribunal de la Unión Europea sobre la determinación de exigir el registro de la jornada para todos los trabajadores. Este fallo implicaría la mencionada obligación del registro de jornada, de la firma de las horas realizadas a lo largo del mes junto con las nóminas. Los estados miembros tienen la obligación de adoptar una normativa a nivel nacional que garantice los derechos de los trabajadores en caso de reclamación, así como distinguir claramente entre horas normales y horas extraordinarias.

Los convenios colectivos sectoriales podrían arrojar luz sobre las mejores opciones para llevar a cabo este registro y aportar información valiosa para las empresas, para los que esta normativa supone una tarea burocrática extra.

Más