La Región de Murcia mira al futuro a través de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial se ha convertido en una aliada en todos los sectores del día a día. Freepik/
La inteligencia artificial se ha convertido en una aliada en todos los sectores del día a día. Freepik

Las tecnologías permiten la transformación de todos los sectores y suponen una herramienta de gran utilidad para la sociedad

L. M. murcia

A diario desde internet, las redes sociales y los medios de comunicación, se habla de la transformación digital en los negocios, una transformación que viene de la mano de unas tecnologías denominadas disruptivas, por su potencial de cambio a ritmo exponencial que afecta a los negocios, el ecosistema de la sociedad y a las relaciones con las empresas y el entorno como ciudadanos, trabajadores o personas en el día a día. Una realidad que provoca asombro e incredulidad, pero también preocupación en aspectos como la privacidad, los dilemas morales ante las decisiones de las máquinas o, simplemente, una preocupación acerca de si todo esto afectará al trabajo tal y como se concibe a día de hoy.

Ok Google, Siri o Alexa ya están incorporados a la vida cotidiana. Los coches pueden aparcar solos, se le habla al televisor, en facebook las fotos saben distinguir los rostros, se desbloquean los teléfonos con mirarlos... Detrás de estas aplicaciones está la inteligencia artificial (IA), con algoritmos muchas veces secretos de empresas.

La inteligencia artificial modela las capacidades de identificación y clasificación, razonamiento, actuación, decisión o aprendizaje, como lo haría una persona. En la práctica, son programas construidos a partir de algoritmos matemáticos que procesan una gran cantidad de datos modelando algún aspecto concreto de estas habilidades.

Tal y como afirma Juan José Almela Martínez, director general de Informática, Patrimonio y Telecomunicaciones de la Consejería de Hacienda de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, «de las tecnologías disruptivas exponenciales, la inteligencia artificial, junto a la computación en la nube, son pilares esenciales de transformación de la realidad de nuestra Región».

Los expertos de Fundación Integra y otras instituciones como Fremm, Timur o Info, ilustran sobre cómo afrontar su incorporación, sin perder de vista la Economía y el Derecho, para evitar una sociedad dependiente y procurar marcos normativos adecuados a la nueva realidad. Como ciudadanos, los beneficios son prometedores en ámbitos de la salud para el bienestar y la educación, con vistas en el empleo del futuro y la prosperidad.

Esta inteligencia artificial ha permitido que haya sistemas diferentes para el reconocimiento de la voz y la compresión del lenguaje, decidir el siguiente paso para acometer una tarea en un ambiente con obstáculos o identificar los objetos en una fotografía. Todas estas actividades se realizan de manera simultánea sin apenas esfuerzo, pero la velocidad, precisión y el volumen de información que puede tratar un sistema concreto de IA supera con creces la capacidad humana. Estos sistemas amplían las habilidades, posibilitando nuevos escenarios de trabajo, relación o simple ocio.

Esto afecta también al ámbito de la economía, según indica Almela, ya que «las principales economías mundiales apuestan por una economía que se automatiza con la inteligencia artificial. EE UU, Canadá, Israel y China compiten para ser líderes mundiales de la IA como un motor de economía. España y Europa están planteando cómo afrontar este gigantesco reto diseñando estrategias dirigidas a la economía, la salud y preparar la educación con visión de futuro».

En el ámbito laboral, la idea de que la IA acabará con el trabajo se refiere, sin duda, al trabajo tal y como se conoce hoy en día. Un mercado que requiera de innovar, crear, descubrir y explorar lo desconocido, necesita de humanos que sepan obtener el mejor partido de ello a través de la inteligencia artificial.

El sector industrial y hortofrutícola regional, en transformación digital con la Industria 4.0., incorpora la visión artificial para la clasificación y control de calidad del producto, la monitorización inteligente para el diagnóstico anticipado de averías evitando gastos imprevistos. También incorpora la IA en su relación con el cliente, de la mano de los chatbot y el análisis inteligente de la demanda y el mercado. En este aspecto, la Región de Murcia mira hacia el futuro, formando a los jóvenes en las ciencias, matemáticas, tecnologías y su ingeniería como clave para la prosperidad en su futuro más digital y también más humano, además de potenciar habilidades que permitan trabajar en la IA. Es por esto que desde el ámbito regional, así como de empresa, emprendedores o las propias universidades, están abordando ya todos estos retos, para los que se precisa talento, personas y empresas preparadas.

Un ejemplo de esto es 'Lola', el asistente virtual (chatbot) de la Universidad de Murcia, pionero en el mundo hispano y anglosajón. 'Lola' nace de la colaboración con una empresa murciana y alicantina, 1millionBot University, ejemplo de cómo la IA puede mejorar la calidad del servicio, generar empleo y riqueza. 'Lola' ayudó a un total de 4.609 alumnos, y en los días de mayor afluencia resolvió unas 38.708 dudas en las inscripciones de 2018. Y es que los chatbots, además de resolver grandes volúmenes de peticiones, mejoran el servicio ofrecido por el análisis de datos que aportan.