El Plan de Vivienda fomenta el acceso de los murcianos a su independencia

El Plan de Vivienda ofrece grandes novedades con respecto a sus antecesores. Freepick/
El Plan de Vivienda ofrece grandes novedades con respecto a sus antecesores. Freepick

El nuevo programa cuenta con cerca de 80 millones de euros en ayudas públicas destinadas al alquiler y el fomento de la regeneración urbana y rural

EFQ.

Con el fin de mejorar y facilitar el derecho a una vivienda digna, la Consejería de Fomento e Infraestructuras ha puesto en marcha el Plan de Vivienda de la Región de Murcia 2018-2021 a través del que se busca contribuir al incremento del parque de viviendas de alquiler y el fomento de la rehabilitación y regeneración urbana y rural.

Para su puesta en marcha, este plan cuenta con cerca de 80 millones de euros en ayudas públicas. Las líneas de subvención están destinadas tanto al alquiler y compra de viviendas para jóvenes como a la construcción para personas discapacitadas o mayores de 65 años, mejora de la conservación y eficiencia energética de los edificios y renovación de los cascos urbanos o espacios rurales de los municipios.

El Gobierno regional ha publicado todas las convocatorias de estas ayudas, por lo que ya pueden ser solicitadas. En el caso del alquiler, el plazo para presentar las destinadas a jóvenes concluye el próximo 13 de noviembre y el día 30 es la fecha máxima para solicitar aquellas destinadas a la mejora de la accesibilidad, conservación y eficiencia energética. El resto no tienen un plazo máximo y podrán ser pedidas a lo largo de toda la duración del programa.

Se prevé la creación de 3.000 empleos durante su vigencia

Según la Consejería, la importancia de todas estas actuaciones afectará de forma muy eficiente a todo el sector de la vivienda. El Gobierno Regional prevé la creación de 3.000 empleos durante los años de vigencia del plan. El consejero de Fomento e Infraestructuras, Patricio Valverde, destacó que las ayudas «se traducirán en un impulso al sector de la construcción con obras y actuaciones que promueven el empleo, lo que generará un impacto muy positivo en la economía regional».

El nuevo Plan de Vivienda ha traido a la Región importantes novedades que lo diferencian de sus antecesores. En primer lugar, retoma las subvenciones para la adquisición de vivienda, pero esta vez destinadas a jóvenes en municipios pequeños con el objetivo de evitar la despoblación en zonas rurales. Podrá alcanzar el 50% del alquiler mensual para los primeros 600 euros, o 10.800 euros por vivienda, siendo el máximo de 100.000. «Estas ayudas son un verdadero estímulo para atraer a gente de menor edad a municipios como Campos del Río, Ojós, Pliego, Ricote, Ulea y Villanueva», indicó Valverde.

Además, es la primera vez que se presenta un plan destinado a familias en riesgo de deshaucio, otro centrado en mayores de 65 años y un último para personas con discapacidad, por lo que el consejero recalcó que es «el Plan de Vivienda más social de todos los tiempos» y que, a través de él «se puede ayudar a muchas personas que están en riesgo de exclusión social, que tienen menos recursos económicos o que tienen alguna discapacidad».

Por último, se separan las ayudas destinadas a la convervación, accesibilidad y eficiencia energética, que anteriormente estaban en un único programa, y ahora se dividen en tres claramente diferenciados que fomentan el buen uso de los recursos naturales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos