Las nuevas ITV recortan el tiempo de espera para pasar la revisión

Un técnico de una ITV comprueba el reglaje de los faros de un vehículo con la ayuda de un regloscopio./Antonio Gil / AGM
Un técnico de una ITV comprueba el reglaje de los faros de un vehículo con la ayuda de un regloscopio. / Antonio Gil / AGM

El fin del régimen de concesiones ha permitido abrir más estaciones por distintos puntos de la Región para aliviar la situación de colapso

NE.

Pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es obligatorio para todos los vehículos matriculados en España, con el objetivo de garantizar que circulan en el mejor estado. Un día cualquiera en estas estaciones, el sonido de los motores al ralentí y de las bocinas de los camiones y turismos que están pasando por las líneas es una constante, así como las colas que forman quienes acuden sin cita previa. Pero la finalización el pasado septiembre del régimen de concesiones ha permitido la apertura de varias ITV en la Región, ampliando el círculo de elección a los conductores.

Sin embargo, la nueva ley sobre las estaciones de ITV se retrasará al menos hasta el próximo septiembre, cuando arranque el siguiente periodo de sesiones. Hasta entonces, sigue rigiendo la normativa estatal. Echando la vista atrás, en abril, la Mesa de la Asamblea Regional no admitió a trámite la proposición de ley consensuada por PP y PSOE sobre el nuevo modelo de estaciones, en virtud del informe de los servicios jurídicos del parlamento autónomo.

CAMBIOS VIGENTES

En mayo entró en vigor una nueva normativa que aprobó el Gobierno central:
Entre las modificaciones introducidas, destacan algunas ventajas para los propietarios de los vehículos, un reforzamiento del control de las emisiones o medidas que afectan al funcionamiento de las estaciones.
Libertad en la segunda revisión:
A partir de ahora, si el resultado de la inspección es desfavorable, el dueño del vehículo, si así lo desea, podrá verificar la corrección de los problemas detectados en una instalación distinta. Antes, debía volver a la misma estación para pasar la ITV en un plazo de un mes.
Antes de su vencimiento:
La ITV puede pasarse hasta un mes antes de que venza la inspección anterior sin que ese adelantamiento afecte a la fecha de renovación. Es decir, si la fecha de vencimiento fuera en febrero y el dueño del vehículo optara por pasarla en enero, la siguiente inspección se mantendría en febrero.
Más respeto medioambiental:
Los controles de las emisiones contaminantes serán más exhaustivos para proteger el medio ambiente.
Validez comunitaria:
Los certificados de la ITV que sean emitidos por otros países miembros de la UE también tendrán validez en España.
Nada de trucar el kilometraje:
La nueva normativa introduce un nuevo sistema que permite controlar los kilómetros del vehículo de manera concreta.
Coches de alquiler:
Los coches de alquiler tendrán que pasar la inspección técnica cada cuatro años en lugar de cada dos como hasta entonces.

La razón de los letrados es que el reglamento impide admitir una proposición de ley en el mismo periodo de sesiones cuando haya sido tramitada y votada anteriormente en pleno una iniciativa similar. Cabe recordar que el pleno de la Cámara rechazó el pasado 28 de marzo con los votos de PP, PSOE y Podemos la proposición de ley sobre el régimen jurídico de las ITV propuesta por Ciudadanos, que apostaba por la liberalización.

En concreto, el texto de los dos partidos mayoritarios apuesta por el sistema de licencia condicionada, que permitirá la libre entrada de operadores siempre que no se ponga en riesgo la viabilidad de la red existente, teniendo la Administración regional la posibilidad de recuperar el control de las ITV. De esta forma, las solicitudes que se presenten a partir de la aprobación de la nueva norma deberán incluir un plan de viabilidad económica realizado por un organismo de derecho público independiente y basado en las inspecciones que realizan las tres estaciones más cercanas al lugar donde quieren ubicarse las nuevas.

En el caso de que haya varias solicitudes en trámite que afecten a las mismas instalaciones ya establecidas o en curso de autorización, la Dirección General de Energía y Actividad Industrial y Minera comprobará la viabilidad de la primera petición presentada y cuya documentación esté completa. El Ejecutivo murciano desestimará la solicitud de una nueva apertura cuando estime que las inspecciones realizables por la ITV proyectada generen menos del 95% de los gastos que tendrá la instalación. También rechazará la petición cuando incida o altere la oferta y demanda de servicio de las estaciones autorizadas, es decir, su viabilidad económica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos