Murcianos en lo alto

Alumnos del Máster en Ingeniería de Telecomunicación de la UPCT. Isidro Villó /
Alumnos del Máster en Ingeniería de Telecomunicación de la UPCT. Isidro Villó

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades ha reconocido al astrofísico cartagenero y actual director del Instituto de Astrofísica de Canarias, Rafael Rebolo López, con el Premio Nacional 'Blas Cabrera' de Ciencias Físicas, de los Materiales y de la Tierra. El jurado, por unanimidad, valoró «la relevancia de sus contribuciones al conocimiento del cosmos. En particular se destacan sus contribuciones pioneras en el descubrimiento de exoplanetas gigantes y súper-tierras, el decaimiento de estrellas en agujeros negros y la detección del fondo de microondas y su anisotropía (propiedad general de la materia según la cual cualidades como elasticidad, temperatura, conductividad, velocidad de propagación de la luz, etc. varían según la dirección en que son examinadas)».

En la misma convocatoria, el Ministerio distinguió al físico y catedrático de Óptica de la Universidad de Murcia, Pablo Artal Soriano, con el Premio Nacional 'Juan de la Cierva' de Transferencia de Tecnología. En este caso, según el jurado, «por sus contribuciones pioneras en la utilización de métodos innovadores para la evaluación y corrección de la visión y su impacto en la salud ocular. Destaca también su trayectoria científica y tecnológica de muy alto nivel, reconocida a nivel nacional e internacional». El murciano, cade añadir, ha recibido recientemente el premio Edgar D. Tillyer por parte de la Sociedad Óptica.

Los Reyes de España, acompañados del ministro Pedro Duque, el presidente del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional y la secretaria de Estado de Investigación, entregaron los premios a Rebolo y Artal en el Palacio de El Pardo, así como al resto de investigadores premiados: Ramón López de Mántaras, Pedro Jordano y Luis Liz Marzán.

Estos Premios Nacionales de Investigaciones se crearon en 1982 (no se entregaban desde 2014), los concede el Gobierno central y tienen una cuantía total que asciende a 150.000 euros, recibiendo cada premiado una dotación económica de 30.000 euros. Son el reconocimiento más importante de España en el ámbito de la investigación científica y su objetivo es distinguir el mérito de los profesionales que estén realizando una labor destacada en campos científicos de relevancia internacional y que contribuyan excepcionalmente al avance de la ciencia, al mejor conocimiento del ser humano y su convivencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la Humanidad.