Lanzan una línea de préstamos para promoción de viviendas 'verdes'

BBVA ha lanzado un nuevo préstamo para financiar la promoción de nuevas viviendas con consumo energético casi nulo. Este tipo de vivienda conlleva un importante ahorro en las facturas energéticas, al tiempo que contribuye a reducir de forma significativa el impacto medioambiental asociado a las mismas.

Los compradores que financien su vivienda a través de esta nueva línea de financiación verde de BBVA podrían beneficiarse de una bonificación en el diferencial de su hipoteca. El banco considera importante que sean los consumidores quienes finalmente obtengan esta bonificación, porque es una forma muy efectiva de concienciar sobre la importancia del cuidado del medio ambiente.

Según datos del Ministerio de Fomento, las viviendas consumen un 18% del total de energía que se usa en España y emiten una cuota muy importante del total de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global. Por esta razón, reducir la energía en el hogar es una contribución necesaria para abordar el desafío del cambio climático. Fomentar la promoción de edificios de consumo nulo o casi nulo es una herramienta muy útil para hacerlo.

«Este nuevo préstamo ratifica claramente el compromiso de BBVA con el medio ambiente. Nuestro objetivo es seguir ofreciendo a nuestros clientes una amplia gama de productos sostenibles y con un impacto positivo en el entorno. BBVA es uno de los primeros bancos en contribuir activamente a la adopción de este tipo de edificación con un consumo energético casi nulo y estamos realmente orgullosos de ello», afirma Luis Simoes, director de Desarrollo de Negocio Empresarial en BBVA España.

La Unión Europea está abanderando los esfuerzos globales para liderar la transición de la economía hacia modelos con menores emisiones de gases de efecto invernadero. Entre las medidas que se están poniendo en marcha son fundamentales aquellas que fomentan la eficiencia energética de los edificios, porque estos suponen una parte muy importante de las emisiones de CO2. Cuando se minimizan los consumos energéticos de una vivienda, se reducen de forma sus emisiones.