La industria se fija en las materias primas murcianas para fabricar sus productos

El pan con cerveza tiene una buena acogida por parte de los consumidores./B. A
El pan con cerveza tiene una buena acogida por parte de los consumidores. / B. A

El limón, el vino y la cerveza de la Región tienen un papel clave en sectores como la hostelería, la alimentación y la salud, que los emplean por su calidad, sabor y propiedades

BENITO MAESTRE.

Las heladerías Los Alpes de Madrid recurren al limón murciano para elaborar el conocido helado de este sabor. «Es el mejor limón del mundo y no existe otro igual en ninguna parte», asegura Guillermo Castellot, propietario del negocio artesano donde se lleva empleando «desde hace, como mínimo, 30 años». Principalmente, lo demandan «porque tiene mucho zumo y por su justo grado de acidez», explica la tercera generación de una empresa familiar que lleva funcionando casi 70 años y tiene tres locales en Moncloa, Torrelodones y Las Rozas.

Su carta está formada por más de cien sabores, siendo el de limón «el que más se vende, junto al de vainilla», confiesa Castellot. La firma cuenta con un productor y distribuidor murciano que le suministra directamente esta materia prima para que nunca falte en las vitrinas de Los Alpes. «El helado de limón no pasa de moda», sentencia.

La Región es un referente en la producción y exportación de cítricos a nivel nacional e internacional, con una superficie que supera las 40.000 hectáreas, de las que el 65% corresponde al cultivo del limón. Este apreciado 'oro amarillo' se envía a toda España y a los cinco continentes en general, con una presencia destacada en países europeos como Francia, Alemania y Reino Unido.

El Balneario de Archena cuenta con una piscina natural de limones Una marca de cosmética emplea derivados de la uva Monastrell

Las marcas de patatas fritas Acho y Pijo también optan por el limón murciano para elaborar un producto muy típico de la Región, las patatas condimentadas con limón y pimienta. Estas firmas, bautizadas con dos palabras del panocho, han revolucionado el sector de los 'snacks' con un concepto 100% autóctono: ingredientes de la tierra y una elaboración artesanal. Indistintamente, ambas variedades se consumen en los hogares murcianos, puesto que los consumidores han conectado con las marcas, las reconocen como algo propio y al mismo tiempo se sienten orgullosos de incluirlas en sus cestas de la compra.

Para completar el aperitivo, no podía faltar la cerveza con limón para los paladares finos. Por esta razón, Estrella de Levante lanzó este año al mercado Verna, su primera clara elaborada a partir de limones de la huerta de Santomera, con las variedades verna y primafiori por tratarse de las más extendidas en la Región de Murcia. La nueva cerveza contiene 3,2 grados y se suma a la gama (normal, sin alcohol y Punta Este) de la fábrica de Espinardo, con más de 50 años de actividad.

El limón adquiere su máxima expresión, sin ofender a los eruditos, con el postre por antonomasia de la gastronomía murciana, los paparajotes, ya que las hojas de limonero les aportan ese toque particular. Por ello, se recomienda utilizar una hoja fresca, lavada y bien escurrida antes de impregnarla en la masa, freírla y recubrirla por ambas caras con una mezcla de azúcar glas y canela en polvo.

El gesto de aderezar cualquier producto con un chorro generoso de limón es una costumbre arraigada en Murcia, donde muchos lo añaden a sopas, mariscos, arroces, carnes... para refrescar el sabor. Y resulta tan apetitoso que hasta se hereda este hábito. A estas alturas, de todos es sabido que posee altos contenidos en vitamina C, calcio o magnesio, que tan importantes son para la salud, sin olvidar sus propiedades antisépticas, antibióticas y antiinflamatorias. También funciona como producto de limpieza, puesto que elimina los malos olores de la nevera y las manchas de la ropa, e incluso se emplea para trucos de belleza: ayuda a blanquear la piel y los dientes, combate el acné, fortalece las uñas y actúa como exfoliante natural.

Grosso modo, estos beneficios son bastante conocidos por los usuarios del Balneario de Archena, principalmente porque los notan en sus propias carnes. Este milenario manantial de salud cuenta con una piscina de limones naturales dentro del circuito termal Balnea, que incluye distintos servicios (saunas, estufa húmeda, contrastes térmicos...) para aportar al organismo una sensación de completo bienestar. Para descubrirlo, solo se requiere bañador, gorro de baño, toalla y chanclas. Esa piscina está dotada de un sistema de burbujas y cascada de agua minero medicinal a una temperatura de 34 grados, amén de los limones que se renuevan diariamente, apunta Alfonso Vilaseca, director de Marketing del complejo, quien remarca que los suministra una empresa del municipio. «La aceptación del público es muy buena», añade.

Otro ingrediente polivalente es la cerveza. En las panaderías Pan Moreno la emplean como sustito del agua para elaborar su riquísimo pan de cerveza, disponible en sus tres despachos los viernes y sábados. «Se caracteriza por un color más oscuro, un sabor más intenso, una corteza más crujiente y su conservación es más duradera», describe Blas Moreno, socio fundador del negocio junto a sus hermanos, Javier y Antonio.

El ingrediente que da nombre a esta receta procede de la cervecera artesanal Guimo's, que le suministra la variedad Munich Ale. «Es suavecita, no tiene mucha graduación, su sabor es casi dulzón y contiene aromas frutales», detalla Guillermo López, propietario del negocio, quien no tiene dudas sobre el resultado de este pan: «Es excelente y le gusta a todo el mundo; no es porque lo diga yo», valora.

La marca Guimo's cuenta, además, con otro dos tipos, una Pale Ale y una Dunkel Weisser. Su catálogo puede adquirirse en puntos como la tienda especializada El Rincón de Baco o el mesón El Prior. «En cuanto podamos, habrá una cuarta cerveza, aunque ya tenemos dos en la recámara», adelanta. Este espíritu de expansión se refleja en el reciente traslado a una nueva nave en Puente Tocinos, «donde estamos terminando de instalarnos», y cuando la factoría funcione a pleno rendimiento, esperan producir 3.500 litros al mes.

La familia Moreno elabora una veintena de variedades, entre ellas la hogaza de franconia con centeno y espelta, el pan de carrasca murciano con trigo laminado y el fougasse con tomates secos y queso gouda viejo. También realiza una amplia gama de dulces y postres típicos de Murcia. Todos los productos se preparan en el obrador en la pedanía de Torreagüera, donde pueden adquirirse, así como en los locales de los barrios de San Pedro y Santa Eulalia.

El vino sigue estando en los primeros puestos del escalafón de los productos 'made in Murcia' con más proyección dentro y fuera del país. Parte del triunfo radica en el respeto de las más de 25 bodegas de la Región por un sector que abandera la calidad, variedad y matices. El maridaje lo completan más de 300 días de sol al año, las características únicas del suelo, la entrada de nuevas generaciones y la combinación de técnicas tradicionales y modernas, entre otros factores, para desencadenar en tres denominaciones de origen: Jumilla, Yecla y Bullas.

Con el vino como 'leitmotiv', Mar González y su marido, Juan, elaboran la línea de enocosmética Toque Verde con derivados de la uva Monastrell de la bodega jumillana Viña Elena. La gama está compuesta por aceite corporal, crema facial -la novedad- y de manos, bálsamo labial y jabones, tanto líquido como en pastilla.

Este proyecto surgió a raíz de la toma de conciencia del matrimonio sobre el respeto al medio ambiente y la presencia de productos tóxicos en casa, de ahí que decidiera crear sus propios artículos de aseo personal, en un primer momento, a partir de hierbas mediterráneas (la introducción del vino llegó en 2016). Las primeras producciones se destinaban para uso particular o como regalo de cumpleaños, hasta que su popularidad sobrepasó las expectativas. «No esperábamos que nuestros productos naturales tuvieran tanta aceptación», se sorprende González.

Ahora, la línea Toque Verde se comercializa en centros de belleza, herbolarios y tiendas especializadas de vinos de España e incluso de fuera, concretamente en Suiza y Brasil. Tal es la demanda que los clientes piden a gritos nuevas referencias, como desodorantes o pastas de dientes.

Con todo, se percibe la capacidad innovadora del tejido empresarial murciano a la hora de generar nuevos productos a partir de las materias primas de la Región, cuyo resultado lleva implícito de por sí la calidad que distingue a lo 'made in Murcia'.

 

Fotos

Vídeos