La incorporación de robots dibuja un nuevo escenario para las empresas

Fremm descubrió en su encuentro las ventajas de incorporar robots en procesos de producción. Fremm/
Fremm descubrió en su encuentro las ventajas de incorporar robots en procesos de producción. Fremm

El encuentro 'Robótica colaborativa', organizado por Fremm, pone de relieve sus ventajas por su «versatilidad, productividad y rentabilidad»

NE.

'Robótica Colaborativa' fue el menú del Desayuno del Metal organizado por la Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia (Fremm) para conocer las ventajas de incorporar los robot en las empresas. De la mano de Cobots, se dibujó un escenario que comienza por hacer un hueco en la plantilla a los nuevos «compañeros» por su versatilidad, productividad y rentabilidad.

Fremm animó a las empresas a conocer las ventajas de la robótica colaborativa o, lo que es lo mismo, aquella capaz de realizar los trabajos más duros con el mejor «espíritu». Borja Coronado, CEO de CFZ Cobots, adelantó a los empresarios convocados por Fremm algunos de los cambios que introducirá la Industria 4.0 en la fabricación: más movilidad en las instalaciones; mayor interacción humana; espacios compartidos; cambios frecuentes en vez de trabajos repetitivos y búsqueda de un retorno de la inversión a corto plazo.

En ese contexto, el experto incidió, como gran fórmula para afrontar el futuro, en que «las empresas deben ser receptivas a los cambios para tener éxito». Y una de las transformaciones de mayor calado será la robótica. En palabras de Coronado, «la idea es aumentar el potencial de las empresas con equipos que aporten el 'toque humano'», haciéndolas más productivas». «El futuro es colaborativo, donde el robot hará la parte que más le cuesta al humano», añadió.

Forman parte de los cambios que incorpora la Industria 4.0

El directivo de Cobots explicó que las diferencias del robot colaborativo frente al industrial son las siguientes: Tareas centradas en poco peso; rápida puesta en marcha; montaje flexible; ocupa espacios reducidos; colabora con los humanos; e instalación económica.

Los brazos robóticos colaborativos están diseñados para trabajar con seguridad junto a los humanos, permitiendo la automatización de cualquier proceso.

En términos de coste, Coronado aseguró que el periodo medio de amortización de este tipo de robots es de 195 días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos