JJ Forwarder, excelencia y calidad en la prestación de servicios logísticos

Instalaciones de JJ Forwarder en el polígono industrlal El Saladar. /JJ FORWARDER
Instalaciones de JJ Forwarder en el polígono industrlal El Saladar. / JJ FORWARDER

La compañía murciana, con tres centros en la Región, dispone de un equipo cualificado y la más alta tecnología para aportar las soluciones que requieren sus clientes

S. T.

A punto de celebrar su 22 aniversario, el Operador Logístico Integral de capital murciano, JJ Forwarder, SL, continúa su exitoso periplo empresarial apostando por una filosofía muy clara: reinvertir los recursos generados en pro del crecimiento y la mejora de su empresa, siendo la excelencia del servicio el eje alrededor del cual ejerce su estrategia comercial y de prestación de servicios logísticos.

JJ Forwarder se fundó en 1995 como una empresa familiar gracias al carácter emprendedor de su director general y socio fundador, Juan José Pujante. Todo empezó con un teléfono y un fax prestado instalados en la carpintería de su padre en una pequeña calle del casco antiguo de Molina de Segura. Hoy, 22 años después, el Operador Económico Autorizado (OEA) JJ Forwarder, cuenta con tres centros logísticos ubicados en el Polígono Industrial 'La Estrella' y 'El Saladar', sumando un total de 43.000 m2, con tres edificaciones en las que dispone de 1.000 m2 en oficinas y 23.000 m2 en almacenes dotados con sistemas automatizados de almacenaje, controles de temperatura, humedad y seguridad, así como con una planta de repackaging para granulados con la última tecnología en un entorno ATEX y 19.000 m2 de campa de operaciones. Además dispone de equipos especiales para el movimiento de contenedores, tanto convencionales como liners y cisternas, y equipos móviles para carga, transporte y descarga.

La traducción del crecimiento tangible de JJ Forwarder se ha basado en tres pilares fundamentales. Por un lado, destaca la fuerte inversión de recursos y esfuerzo realizada en I+D+i, lo que le ha permitido atender las necesidades de los exportadores e importadores locales, y paulatinamente, ir atendiendo al elenco de clientes multisectorial nacional e internacional atraídos por la calidad del servicio prestado, las soluciones logísticas a medida, y las creaciones propias de la empresa para aportar tales soluciones, ya que JJ Forwarder dispone de patentes nacionales y europeas sobre creaciones propias.

Dentro de su consolidada presencia internacional caben destacar cuatro sectores que han depositado significativamente su confianza en la empresa: el alimentario (con especial mención a los graneles), el manufacturero, el siderúrgico y el petroquímico.

En segundo lugar, destaca la reinversión de los beneficios en la mejora continua de procedimientos, instalaciones, maquinaria y en la formación continua que pone a disposición de sus trabajadores.

Por último, reseñar la reformulación de los conceptos de logística entendida como solución y no como problema, hasta el punto de que JJ Forwarder pasa a convertirse en un valor añadido para la dinámica empresarial de sus clientes.

Como Operador Logístico Integral la compañía aborda la casi totalidad de divisiones de negocio relacionadas con el transporte y la logística: Aduanas (con depósito aduanero tipo A y distinto del aduanero), tránsitos de exportación e importación (marítimo, aéreo, terrestre y ferroviario), almacenaje con todo tipo de servicios complementarios, distribución y repackaging. Todas ellas prestadas bajo las pertinentes habilitaciones y certificaciones que acreditan a la empresa como el operador idóneo para su prestación.

No solamente JJ Forwarder, SL está comprometido con la investigación y desarrollo en herramientas para la logística, sino que se compromete con las personas y le entorno guiados por su propio programa de Responsabilidad Social Corporativa, totalmente integrada en la filosofía empresarial, 'sine qua non' se entendería el carácter humano de la firma. Colabora de esta forma con entidades como Cáritas Diocesana, Médicos sin Fronteras o Aldeas Infantiles, y procura aportar su granito de arena respetando el medio ambiente a través de la implantación de eficaces protocolos en lo que al reciclaje de residuos se refiere, aun no siendo peligrosos, canalizándolos hacia adecuados conductos para su posterior reconversión.