El estilo americano de los años 50 transforma comercios y restaurantes

El 'look' 'pin-up' ha vuelto a ponerse de moda, encontrando prendas de esta estética en tiendas de ropa y llevando colecciones a las pasarelas./FAUSTFOTO
El 'look' 'pin-up' ha vuelto a ponerse de moda, encontrando prendas de esta estética en tiendas de ropa y llevando colecciones a las pasarelas. / FAUSTFOTO

La tendencia por lo retro y 'vintage' ha motivado la adaptación del sector hostelero a un nuevo concepto y la aparición de nuevos espacios y tiendas

LYDIA MARTÍN.Murcia

La estética americana de los años 50 está de moda. Se puede observar en restaurantes, cervecerías, bares e incluso tiendas del hogar. El estilo 'vintage', que ya lleva unos años mostrando sus puntos fuertes en el sector de la decoración, evoluciona para dar paso un 'look' más americano, donde cobran protagonismo los taburetes acolchados, suelos a cuadros que combinan el blanco y el negro, chapas de matrículas de coches, o cuadros de 'pin-up'.

La palabra 'vintage' se ha incluido al vocabulario popular español en los últimos años, pasando de definir un estilo que incluía objetos antiguos con predominantes tonos claros a atribuirse a todo lo que tenga que ver con lo retro, lo que invoca a diseños y estilos de décadas atrás, ya sea recuperado muebles u objetos de viejos trasteros, restaurándolos, o creado nuevos con elementos de madera o chapa. Más allá de los gustos aplicados a la decoración del ámbito doméstico, los 50 han vuelto para quedarse, siendo un foco actual de negocio en sectores como la restauración o el comercio.

El estilo americano supone una oportunidad de negocio en la actualidad especialmente en el sector hostelero. Los restaurantes americanos ya se han consolidado en el país como una opción para trasladar el paladar a los sabores de las hamburguesas de vacuno, búfala o buey, entrantes de aros de cebolla crujientes, tacos, 'bacon cheese fries', o costillares a la brasa con sabrosas salsas de gran calidad. Los restaurantes y franquicias que apuestan por la estética y el producto americano tienen claro que los clientes que van a sus establecimientos no sólo pretenden saborear recetas de calidad, sino que buscan una experiencia nueva que va más allá de la carta.

Los 'foodtrucks' siguen ganando seguidores en toda la geografía Bancos, sillones o taburetes en tonos rojos y azules visten los locales

Los restaurantes americanos han encontrado en la decoración y la estética el punto clave de su éxito. Al entrar por la puerta, el entorno traslada a Nueva York, con bancos, sillones y taburetes retro en tonos azul o rosa pastel, o en tonos más agresivos como el rojo y el negro, combinados con el color blanco, y suelos a cuadros y mesas metálicas. Las lámparas, paredes con rótulos, vinilos u objetos y barras de estos locales están en sintonía con el resto de la escena, donde el 'jukebox' o gramola es imprescindible. A esto se le suma la indumentaria del propio servicio del restaurante con uniformes acordes a los años 50.

La presentación es uno de los elementos principales: el concepto americano hace que los platos rebosen de comida, con guarniciones de patatas fritas, variadas opciones a la hora de aderezar la hamburguesa y una carta de postres de excepción. Los 'milksakes' son uno de los puntos fuertes de este tipo de restaurantes, ya que estos batidos se combinan con 'brownie', helado, golosinas o galletas entre otros ingredientes para ofrecer sabores únicos y originales.

El éxito de este concepto de restauración se plasma en la expansión de las franquicias de comida americana, que ya se pueden encontrar en cualquier provincia de España, como es el caso de Foster's Hollywood o Tommy Mel's, entre muchos otros.

Las tiendas de decoración del hogar son un fiel reflejo de las tendencias de cada momento. Por eso, conscientes de la moda 'vintage americana', han incorporado a sus establecimientos numerosos objetos que mantienen esta estética.

Desde carteles luminosos, chapas con mensajes o personalidades de los años 50 y vinilos decorativos, hasta figuras decorativas, baúles de maderas, envases para guardar utensilios diarios o muebles se pueden encontrar con este estilo.

Además, en los últimos meses se ha hecho más frecuente la creación de nuevos negocios con esta esencia, e incluso que restauran antiguos mobiliarios para darles una nueva imagen que case con las tendencias actuales de la gente.

El sector de los electrodomésticos también ha sabido adaptarse. De hecho, marcas como Smeg han puesto en el mercado una línea retro de los años 50 con líneas redondeadas que se plasman en tonos rojos o rosa, azul y verde pastel en frigoríficos, exprimidoras, máquinas de café, lavadoras, tostadoras o batidoras.

Los 'foodtrucks' son el claro ejemplo de que la moda americana gana seguidores. Este concepto de camiones o furgones de comida tiene la ventaja de poder desplazarse allá donde quieran y ofrecer comida rápida sin renunciar en ningún momento a la calidad, ya que muchos de sus productos son gourmet.

La estética es la propia de los camiones americanos de los años 50, aunque en su interior cada uno elige la cocina temática que desea. Así, podemos encontrar foodtrucks americanos con hamburguesas, perritos calientes o patatas fritas, a mejicanos con nachos, fajitas o tacos a camiones dedicados a postres y dulces con 'crêpes' o gofres de chocolate.

Cada vez son más frecuentes las concentraciones de food trucks en eventos festivos para ofrecer una alternativa de alimentación, con un concepto para disfrutar al aire libre. En la Región de Murcia existen diferentes compañías que aúnan este concepto de comida rápida con espectáculos en vivo que trasladan a los años 50.

El estilo 'pin-up' también se ha puesto de moda a la hora de vestir. A través de ropa atrevida, labios rojos, ojos delineados, escotes en forma de corazón, zapatos de tacón o pantalones y faldas de talle alto se distingue un 'look' que cada vez es más frecuente.

Desde hace un par de años el estilo 'pin-up' ha protagonizado desfiles de moda en pasarelas internacionales y ha llegado a convertirse en el atuendo de 'celebrities' del mundo de la música, como Jennifer Lopez o Katy Perry. Esta tendencia ha abierto un nuevo foco de mercado: la confección de prendas de ropa 'pin-up'.

Además de tiendas 'online' y físicas específicas de este estilo, muchas marcas de ropa internacionales han orientado sus diseños a esta tendencia, incluyendo la rockabilly. Incluso el gigante Amazon recoge en su página web numerosas referencias de vestidos, tops, faldas, bikinis o complementos para completar un 'look' original al estilo de los años 20 americano.

Disfrutar de los estrenos de cine desde el coche es posible gracias al retorno del Autocine. Este concepto de cine al aire libre o desde el coche se hizo popular en Estados Unidos de los 50 a los 70, llegando a España el primer autocine en 1959 a Madrid; el concepto ha ido desapareciendo con el paso de los años.

Con la vuelta de lo retro y lo vintage, la apuesta por el autocine parece un éxito asegurado. Así al menos lo consideraron en la capital de España con la apertura de Autocine Madrid Race, que desde el principio suscitó gran expectación con lleno en todas las sesiones de estreno.

Este espacio, ubicado en Chamartín-Fuencarral, cerca del Paseo de la Castellana, cuenta con 25.000 m2 con capacidad para 350 plazas de aparcamiento que lo convierten en el más grande de Europa. También cuenta con una zona dedicada a la comida, con un diner americano con zona de terrazas para comer palomitas o snacks, bebidas y pizzas, además de 'foodtrucks' que sirven perritos calientes y hamburguesas.

Originalidad al poder

Si algo ha aprendido el sector hostelero es que en la actualidad renovarse es evitar morir. La preferencia de los usuarios por un local con una estética cuidada y original ha transformado los restaurantes y bares existentes, y ha hecho que los nuevos empiecen pisando fuerte con un estilo innovador.

Ejemplos de originalidad en Cartagena son el Soldadito de Plomo, con su estética de cuento y su mobiliario restaurado de objetos comunes como maletas o bañeras para formar parte activa de la estética; Café Lab con su techo de cafeteras y su temática de café y laboratorio perfectamente fusionadas; o el concepto de cervecería al estilo americano como Ruta 66.

Decorar un local con motivos musicales no es un concepto nuevo. Muchos pubs y bares llevan años apostando por decorar sus paredes con replicas de discos de oro de artistas como Elvis, Madonna, así como vestidos imitados popularizados por Amy Winehouse o Marilyn Monroe. La meta es crear un 'look' hollywoodiense.

En este aspecto, el antiguo Casino de Espacio Mediterráneo se ha transformado en una fusión del estilo americano con el USA Center, que a través de diferentes franquicias unidas en este lugar se ofrecen los mejores sabores de América con una estética propia de los años 50.

 

Fotos

Vídeos