«Empezamos en Relojería Valverde hace más de veinte años y no hemos parado de crecer»

Equipo profesional de Syon Soluciones & Identificación en su sede central. Syon/
Equipo profesional de Syon Soluciones & Identificación en su sede central. Syon

Director de Calidad de SYON Director técnico de SYON Director comercial de SYON

S. T. murcia

El pasado 8 de marzo, el Gobierno de España aprobó el real decreto-ley 8/2019 que obliga a todas las empresas a llevar un registro de la jornada laboral de sus trabajadores y la Región de Murcia cuenta con una de las firmas líder del sector a nivel nacional y en pleno proceso de expansión internacional. Hoy, sus soluciones para el registro de la jornada laboral están presentes en la gran mayoría de las empresas de la Región, en cualquier rincón de España e, incluso, en Chile, Colombia, República Dominicana, Cuba y Estados Unidos.

Más información

Web
www.syon.es
Teléfono
968 613 460

Llevan toda la vida dedicados al desarrollo, implantación y mantenimiento de sistemas de control horario, pero ¿cuál es su origen?

-J. A.: Sí, así es, empezamos en esto hace más de 20 años, en Relojería Valverde, y desde entonces no hemos parado de crecer profesionalmente gracias a nuestra firme apuesta por la I+D+i y el experimentado equipo de profesionales con el que contamos. Somos capaces de prestar un servicio profesional y personalizado independientemente del tamaño del cliente y de dónde se encuentre este.

Con el reciente cambio legislativo, ¿cómo pueden ayudar a las empresas de la Región de Murcia a cumplir con la nueva ley?

-J. C. G:Por nuestra dilatada experiencia en el sector, y desde la perspectiva de una empresa de aquí, que conoce desde dentro la realidad diaria de las empresas de la Región, les podemos asesorar sobre el sistema que más se adapta a sus necesidades, evitándoles sanciones por parte de la Inspección de Trabajo, y sin que este cambio legislativo les afecte en su operativa habitual sino, todo lo contrario, consiguiendo que dispongan de más información de manera ágil y sencilla.

¿Qué soluciones pueden ofrecer para que no sean sancionados por la Inspección de Trabajo?

-F. G.:Todas nuestras aplicaciones de control de horario y de accesos están completamente desarrolladas por nuestro equipo de ingenieros de software en nuestra sede de Molina de Segura. Hemos lanzado al mercado aplicaciones escalables y modulares que nos han permitido dar respuesta a las necesidades de cualquier empresa, desde un pequeño negocio de un autónomo que tiene un empleado hasta grandes compañías con más de 3.000 trabajadores repartidos en casi 450 centros de trabajo entre España, Chile y Colombia. Con nuestros sistemas es posible realizar el registro de la jornada laboral con la lectura de la huella dactilar, reconocimiento facial, tarjeta RFID o código de empleado. Además, las empresas que trabajan con Ocean Software, al tratarse de una aplicación 100% web, pueden acceder a toda la información y realizar la explotación de los datos desde cualquier punto del mundo, con cualquier dispositivo, simplemente usando un navegador de Internet.

En la Región de Murcia hay numerosas empresas hortofrutícolas, de servicios y de transporte que continuamente tienen empleados realizando su jornada laboral fuera del centro de trabajo. ¿Cómo han resuelto esto?

-J. C. G:Nuestra aplicación Ocean Software es una plataforma 100% web por lo que, además de controlar los lectores convencionales que instalamos en los centros de trabajo, también ofrece la posibilidad de «fichar» con un 'smartphone' o una tableta, incluso leyendo la huella dactilar del trabajador itinerante y enviando los datos a tiempo real a las oficinas de la empresa para que se puedan gestionar junto con los datos del resto de trabajadores. Además, podemos geolocalizar al trabajador en el momento exacto en el que este realiza el registro de su jornada laboral, garantizando así que el empleado está donde la empresa espera que esté durante el desempeño de su trabajo. Con esta solución estamos dando respuesta, entre otras, a empresas agrícolas que tienen cuadrillas de jornaleros en el campo, a las empresas de transporte cuyos chóferes están repartidos por todo el mundo o empresas instaladoras y de servicios que tienen técnicos y comerciales continuamente en la calle y necesitan saber a qué hora empiezan y acaban su jornada y en qué ubicación están cuando lo hacen.

¿Y cómo controlan la jornada laboral en los negocios de hostelería y restauración? En la Región también es un sector muy importante.

-J. A.:Efectivamente, es un sector de mucho peso en la economía de nuestra Región y las empresas de este sector tienen ciertas particularidades muy concretas como, por ejemplo, mucha rotación de personal, horarios muy variados, turnos rotativos y contratación de personal extra para fines de semana y eventos. En definitiva, necesitan un sistema de registro de la jornada laboral muy flexible, que sea capaz de entender e interpretar la casuística de este sector. Ocean Software se desenvuelve como pez en el agua ante requerimientos tan complejos y específicos como estos y, por lo tanto, es la aplicación con la que nuestros clientes están gestionando hoteles, salones de eventos, bares y restaurantes.

¿Tienen servicio técnico propio para instalar, mantener y actualizar toda esta tecnología?

-F. G.:Sí, claro, por supuesto. Desde siempre hemos considerado esencial la prestación de un servicio de asistencia técnica eficaz y de calidad. Contamos con un equipo técnico propio formado por 10 personas, reforzado con más de 45 instaladores autorizados repartidos por todo el país, que diariamente llevan a cabo intervenciones para ejecutar la instalación del sistema, la configuración del software o impartir la formación a los usuarios que vayan a gestionar la aplicación. Tenemos ingenieros de telecomunicaciones, ingenieros de software y técnicos especialistas en electrónica. Hay un gran equipo con un altísimo nivel de implicación. Somos el proveedor de control de presencia elegido por muchísimas empresas y eso supone una responsabilidad enorme por la confianza que depositan en nosotros y, por qué no decirlo, nos sentimos orgullosos de ello.