NEO crea una Guía de Movilidad empresarial para mejorar el servicio y los procesos

NEO ha presentado la Guía de Movilidad para asesorar a las empresas. Neo/
NEO ha presentado la Guía de Movilidad para asesorar a las empresas. Neo

La firma, con sede en el Parque Científico de Murcia, anima a las empresas a aprovechar al máximo los beneficios de la tecnología móvil

NE.

NEO managing mobility ha creado una Guía de Movilidad eminentemente práctica para que el conjunto de las empresas de servicios pueda optimizar sus procesos y su servicio mediante los beneficios que aportan las nuevas tecnologías.

La Guía, elaborada desde su sede en el Parque Científico de Murcia, adscrito al Instituto de Fomento, es la conclusión de un trabajo que demuestra la importancia de aplicar la movilidad a las empresas de servicios para transformarlos y hacerlos más eficientes, a la vez que se ofrece un valor añadido al cliente aportándole información transparente e instantánea sobre los servicios, operaciones y procesos que le afectan.

La propuesta de NEO, que parte de dos documentos iniciales sobre planificación y desarrollo de un proyecto de movilidad empresarial, recoge todos los aspectos a tener en cuenta durante la fase de implantación del sistema y una vez que ya está funcionando tanto de cara a los clientes como para los propios empleados.

El momento del despliegue del sistema de movilidad empresarial se considera vital para su éxito, considerando la formación de los usuarios como básica. NEO recomienda hacer una experiencia piloto acotada, con plazos, objetivos y capacidad de medirla.

La consultora tecnológica considera primordial extender la formación y la cultura del cambio. La transformación digital, se indica en la Guía, no se apoya únicamente en la tecnología, ya que también toca la cultura, las prácticas y los procesos de la organización. También se alude a que el proyecto fracasará si la organización no está concienciada sobre la importancia del nuevo sistema de movilidad, si los usuarios finales sienten que el software no es práctico o no es fácil de usar o si los diferentes agentes involucrados en el proyecto no cooperan. Estos problemas son fáciles de prevenir con metodologías de gestión del cambio, aconseja.

La movilidad, según la Guía, imprime una nueva forma de trabajo y abre a cualquier empresa nuevos horizontes que es preciso calibrar, si necesitase corregirse. Dentro de esa mejora continua, aboga por aplicar un Ciclo PHVA, consistente en planificar, hacer, verificar y actuar.

Por último, la Guía incide en el anexo en la necesidad de implicar a todos los partícipes en la cultura de una movilidad que redefine los procesos, pero cuya clave es tan tradicional como siempre. Esto es, dar un servicio de calidad al cliente, personalizado, y con el que los usuarios se sientan «atendidos».

Con todo, concluye NEO, el principal riesgo de la movilidad es no hacer nada, permanecer quieto mientras el resto de las empresas se mueven para mejorar su competitividad.