La conservación, prioridad en Río Safari Elche

Río Safari Elche estrena instalaciones para los Mangabeys. RS
/
Río Safari Elche estrena instalaciones para los Mangabeys. RS

NE. Murcia

El parque Río Safari Elche continúa creciendo en materia de conservación. Este recinto zoológico, ubicado entre las localidades de Santa Pola y Elche, participa en programas europeos de conservación (EEP: European Endangered Species Programme) de especies en peligro con el objetivo de preservar en cautividad animales que presentan un serio riesgo de desaparición en su hábitat natural. Esta labor se enmarca en el ámbito de trabajo de su Fundación.

La jirafa de Angola es una de las subespecies que acoge el recinto bajo criterios conservacionistas. El próximo 29 de mayo cumplirá un año Dama, un ejemplar nacido en las instalaciones de Río Safari como consecuencia directa de estos programas europeos para la conservación. Un acontecimiento muy positivo, ya que con ella únicamente hay 22 ejemplares de jirafa de Angola en Europa. Cuatro orangutanes de Borneo también forman parte de una EEP, dos hembras y dos machos que residen en dos islas forjadas con troncos de hasta 10 metros de altura que permiten a los animales moverse con total naturalidad. Las investigaciones más recientes indican que dentro de 15 años el orangután podría desaparecer en su hábitat natural, las islas asiáticas de Borneo y Sumatra.

Su último paso ha sido la apertura de una nueva instalación para sus mangabeys de cresta negra, animal en peligro que también está protegido por un proyecto conservacionista, en este caso con European Studbook (ESB). Es un recinto de 500 metros cuadrados puntero en España por su infraestructura en el que conviven dos hembras llamadas Bella y Karol; y un macho, de nombre Pollux. El objetivo es crear un grupo reproductor de esta especie que se encuentra gravemente amenazada.

La 'Black Crested Mangabey ESB', en la que participa el parque ilicitano, alberga en la actualidad una población aproximada de 40 mangabeys negros en Europa, una cifra que se considera muy baja debido a las amenazas que afronta la especie en Angola y República del Congo como la tala descontrolada de árboles y la caza furtiva. Se tiene poca información sobre la situación de este animal debido a que está localizado en una zona conflictiva que actualmente es testigo de varios conflictos armados, lo cual está afectando directamente a su hábitat.

En otra instalación está Kryspin, uno de los mangabeys de cresta negra más longevos de Europa con 34 años. La esperanza de vida de este animal en cautividad está entre 20 y 25 años.

 

Fotos

Vídeos