Collados Beach, un lugar idílico para disfrutar del verano

Collados Beach. /LV
Collados Beach. / LV

Situado al final de La Manga, ofrece la fusión perfecta entre confort, relax y entorno gracias a sus instalaciones y su gastronomía

NE.Alicante

Entrar en las instalaciones de Collados Beach es como aparecer en un blanco oasis, con el valor añadido de poder disfrutar de la belleza del Mar Mediterráneo. Ubicado justo al final de La Manga del Mar Menor, este complejo ofrece un lugar de relax para disfrutar durante todo el día y un paraíso de diversión por la noche, destinada a toda persona que apueste por la calidad y entornos únicos.

Collados Beach destaca por conseguir una integración visual con el espacio en el que se ubica. «Es un beach club, diferente por naturaleza, donde intentamos que la gente pase un día maravilloso», señala Arturo Trujillo, gerente de Grupo Collados. Su apuesta por la calidad va desde las piscinas y entorno hasta la calidad gastronómica, donde destaca el cuidado por los productos procedentes de la Región de Murcia.

El lugar en el que está, el cuidado de los espacios en diseño y formas y la profesionalidad de sus trabajadores, junto a la paz y tranquilidad que aportan, consiguen la excelencia en Collados Beach, convirtiéndolo en un referente no solo en la Región, sino en el ámbito nacional a nivel turístico. Dispone de piscinas como hamacas, camas, sombrillas, servicio de socorrista y duchas, entre otros.

Se ha convertido en un referente a nivel regional y nacional También acoge eventos, como congresos y exposiciones

Quien quiera disfrutar de este mágico paraje puede tomar un baño en su piscina, comerse un aperitivo, paladear la mejor gastronomía en su restaurante o en la terraza y saborear el mejor coctel con la caída del sol.

Sus clientes son tanto público extranjero como nacional, recibiendo visitantes de otros puntos de la Región de Murcia y de la provincia de Alicante para pasar el día. También abarca la celebración de eventos, como congresos o exposiciones de empresas, que hacen que durante el verano puedan pasar un día de ocio, piscina y baño, favoreciendo así la convivencia para que sea más agradable, con un espacio para en torno a 150 personas.

El asentamiento de Collados Beach al final de La Manga contribuye a dar vida a esta zona. «Siempre es mucho más difícil estar en un extremo, pero estamos creciendo porque hacemos una apuesta de calidad y no pasamos desapercibidos», afirma el gerente del lugar.

Además, durante estos años han apostado para difundir la imagen de este paraje, algo que ha conseguido positivamente gracias al 'boca a boca' de los clientes tras la buena experiencia vivida en sus instalaciones.

Arturo Trujillo defiende la necesidad de que haya «sitios así para que La Manga pueda desarrollarse. Si no se cuidan espacios como este, al final La Manga será solo un lugar de veraneo», añade, invitando a fomentar la desestacionalización también con una buena apuesta hotelera que permita estar todo el año abiertos, frente a la actual temporada de apertura de mayo a octubre.

Collados Beach mira al Mediterráneo, y es por eso que acerca a sus instalaciones la mejor gastronomía de esta zona. Hace un guiño al mar tanto en sus aceites y vinos, como en el resto de la carta: verduras, arroces, pescado o carne de la más alta calidad son solo una pequeña parte de la gastronomía que se puede degustar en este refugio.

«Creo que es un placer y un lujo defender lo que la Unesco ya dijo, que España era de los mejores sitios del mundo para comer: la dieta mediterránea. Cuidamos el producto muchísimo y queremos hacer una apuesta interesante para la Región, en este caso para La Manga», señala el gerente.

Su objetivo de hacer de este lugar un sitio idílico es ya una realidad que atrae a un turismo de calidad. «Creemos que somos un sector importante de gente está haciendo las cosas bien», concluye Trujillo.