Catlike, un proyecto de crecimiento horizontal que va sobre ruedas

Instalaciones de Catlike. Arriba, Pepe del Ramo, fundador y CEO de Catlike Sport Components. /CATLIKE
Instalaciones de Catlike. Arriba, Pepe del Ramo, fundador y CEO de Catlike Sport Components. / CATLIKE

La firma yeclana, especializada en la fabricación de cascos de bicicleta, aprovecha al máximo herramientas como el TPV móvil de BBVA

S.TRIGUERO.Murcia

La innovación juega un papel fundamental y suele marcar la diferencia en todos los sectores por aportar competitividad. La firma yeclana Catlike es un buen ejemplo, y esta apuesta le ha permtidio despuntar en la fabricación de cascos en toda disciplina ciclista.

Ser el único fabricante español de cascos de bicicleta, y uno de los pocos europeos que aún mantienen su producción en el continente dice mucho de la trayectoria de esta empresa. Pero la experiencia no garantiza por sí sola el éxito, de ahí que esta firma haya apostado por un proyecto de crecimiento horizontal consolidado, añadiendo paulatinamente a su oferta una gama de productos mucho más completa vinculada al ciclismo: zapatillas (tanto para carretera como para disciplinas offroad), gafas, calcetines técnicos y multitud de componentes y accesorios para los cascos.

Como rasgo diferencial, Catlike apuesta por dar un servicio totalmente personalizado y cercano que permita al cliente adquirir un producto único e irrepetible. Por ejemplo, ofrece la posibilidad de personalizar un casco. «Al fabricarlo nosotros mismos y no externalizar la producción, podemos hacer casi cualquier cosa con respecto a diseño, colores, imágenes y textos», asegura Pepe del Ramo, fundador y CEO de Catlike Sport Components.

De hecho, su lanzamiento más destacado es una aplicación online para crear tu propio casco. Accediendo a www.catlike.com el cliente puede encontrar una web en la que customizar su casco al 100%, cambiar el color de todas las partes del casco e incluso insertarle un logotipo y un texto.

También, facilita la adquisición de productos personalizados a clubes y peñas ciclistas, para que puedan mejorar su identidad de club y todos sus ciclistas lleven el mismo diseño de casco, asemejándose a los equipos profesionales.

La dirección de Catlike es consciente de la ventaja competitiva que supone contar con una industria suficiente para acometer proyectos desde cero y afrontar por tanto una política empresarial de crecimiento horizontal.

Mantenerse alerta con respecto a los cambios del sector y al nacimiento de nuevos nichos de mercado es clave. La aparición de las 'e-bikes' o bicis eléctricas marcará el devenir del sector en el próximo lustro, y otros sectores, como el multiaventura experimentan un gran crecimiento. Por esta razón, Catlike ha diseñado un casco para 'e-bike' y un casco multiaventura, aplicando a estos nuevos sectores emergentes toda la tecnología y el 'know-how' que ha adquirido en las más altas cotas del ciclismo profesional.

En los últimos años, Catlike ha encontrado en BBVA el apoyo perfecto para poder desarrollar su programa de crecimiento horizontal. «Nos ha aportado tranquilidad, empuje y financiación. Y además, aporta soluciones para peculiaridades que surgen detrás de todas estas innovaciones y cambios sociales. Son soluciones reales, desde productos financieros, a mejoras en la gestión de nuestros activos o tecnologías bancarias que nos facilitan el trabajo diario».

La valoración que hace Catlike de la utilización de herramientas que ofrece BBVA como TPV móvil es «excelente». «Hacemos casi un evento semanal tanto nacional como internacional, y en muchos de ellos se abre la venta al público asistente. En esos momentos, es fundamental que el TPV funcione a la perfección sin importar dónde te encuentres, y jamás nos ha fallado. Viajamos con dos TPV y ambos nos han proporcionado seguridad. Esta herramienta que se conecta al 'smartphone' y con el que se pueden efectuar los pagos es intuitiva y efectiva. El crecimiento del pago con tarjeta bancaria hace que sea imprescindible para nosotros».

A nivel de comercialización, Catlike cuenta a nivel nacional con más de 500 puntos de venta y una red comercial propia que controla toda la venta del producto. A nivel internacional, fundamentalmente a través de su red de distribuidores, está presente en más de 40 países. A todo ello, se añade la venta online, que ha revolucionado la forma de trabajar.

El mayor éxito de Catlike ha sido convertir su producto en una marca en sí misma. Su diseño en óvalos se ha convertido en símbolo inconfundible de Catlike. Es muy complicado distinguir a 50 metros el casco de un ciclista, excepto si lleva un Catlike.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos