Carbonero, la apuesta de Fitó Semillas para poner en valor el sabor del tomate tradicional

Arriba, el tomate Carbonero en la jornada. A la dcha., el chef Rubén Arnanz prepara la degustación. L. M. / EFQ/
Arriba, el tomate Carbonero en la jornada. A la dcha., el chef Rubén Arnanz prepara la degustación. L. M. / EFQ

Incluido en la gama Cuello Verde y con ADN 100% murciano, se distingue por mantener su calidad y calibre uniforme hasta con frío

LYDIA MARTÍN. águilas

'El verde de calidad, incluso en invierno', así demuestra el eslogan elegido por Fitó Semillas que su nueva variedad de tomate Carbonero cumple unas máximas que le distinguen en el mercado: sabor, color, calidad, uniformidad y resistencia. Así se explicó el pasado 14 de mayo en la Jornada de Tomate Cuello Verde Carbonero que la empresa semillera realizó en el Hotel Puerto Juan Montiel de Mazarrón, ante agricultores de la zona de Murcia y Almería y medios de comunicación. La finalidad de este encuentro fue dar a conocer este nuevo producto, poniendo en valor sus puntos fuertes y la gran variedad de opciones gastronómicas que plantea.

Se trata del «tomate de toda la vida», tal y como lo calificó Vasco Vital, director comercial de Fitó Semillas en Iberia, debido a sus factores diferenciadores y potencial en el valor tradicional. Según afirmó, es un «tomate con nuestros valores y tradiciones» que, para que siga siéndolo, «hay que presentar ideas y soluciones en este segmento», añadió. Y la solución dentro de la gama varietal Cuello Verde para Fitó ha sido, sin duda, Carbonero.

La especialista de Cultivo Tomate para la Región de Murcia y técnico comercial de Fitó, María del Mar García, indicó que se trata de un producto diseñado y hecho en Murcia que comenzó con pequeñas plantas hasta llegar a cientos, obteniendo la misma conclusión: un fruto con una calidad que se mantiene uniforme, aún en diferentes plantaciones y tierras, además de la sanidad y el calibre en todos los ramos. Destaca además su viraje achocolatado y color oscuro. «Este es el compromiso de Fitó, devolver el sabor al mercado», añadió.

La presentación contó también con David del Pino, especialista en Marketing Agroalimentario, que abordó las tendencias de la categoría de tomate en el sector y cómo encajar este nuevo producto, haciendo un estudio de los existentes en el mercado y destacando la importancia de una buena semilla en la cadena de valor «por su capacidad de innovación».

Carbonero, gracias a su gran sabor, se convierte en un gran recurso gastronómico. Así lo demostró Rubén Arnanz, chef estrella Michelin, que realizó un 'showcooking' para sacar más valor y diferenciación a este producto.

El chef elaboró distintas recetas para apreciar las características propias del tomate: un gazpacho, gominolas dulces de tomate natural, un sofrito ahumado, tomate picado, tomate aliñado con tomate fermentado o tartar de tomate, además de invitar a probar el 'agua de tomate', es decir, el agua que libera de manera natural este producto, entre otras.