Bodegas Luzón continúa su expansión apostando por los valores de la tierra

Instalaciones de Bodegas Luzón en Jumilla. B. L./
Instalaciones de Bodegas Luzón en Jumilla. B. L.

Aumenta su facturación un 20% en el último año gracias a su innovadora gama Colección y al fomento del enoturismo

LYDIA MARTÍN.

Tradición, mejora continua, un máximo respeto medioambiental y la capacidad de adaptación a un mercado cada vez más exigente son los valores que han conseguido que Bodegas Luzón haya experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años. El pasado ejercicio 2017 la compañía creció más de un 20% con respecto al ejercicio anterior, hasta alcanzar los 7,3 millones de euros de facturación, lo que le ha permitido aumentar su presencia en los mercados nacionales e internacionales.

Bodegas Luzón se ha consolidado como una marca reconocida gracias a la defensa de su filosofía empresarial basada en recoger el saber de sus antepasados a través de la tierra, en apostar por la innovación en todas la áreas de producción para hacerla más eficiente y siempre teniendo como bandera el respeto al entorno y la naturaleza. Su compromiso con el medio ambiente y el cuidado al planeta le ha hecho merecedora de la exigente certificación 'Wineries for Climate Protection', que solo tienen 13 bodegas en España.

«Nuestro mayor reconocimiento es el que hacen nuestros clientes día tras día. Este reconocimiento lo podemos apreciar en cada restaurante en el que estamos presentes o de cada visitante que viene a nuestra bodega y queda gratamente sorprendido de la calidad de nuestros vinos», señala el gerente, Francisco Martínez. Sin embargo, más allá de eso, su buen hacer le ha llevado a obtener durante este año distintos reconocimientos que certifican su calidad: la medalla de oro en la Berliner Wine Trophy y medalla de oro en el concurso internacional Bachus para Altos de Luzón, además de dos medallas de oro en el Certamen de Calidad de los vinos de Jumilla para Altos de Luzón y Luzón Roble, y dos medallas de plata para Luzón Crianza y Finca Luzón.

En la actualidad, Bodegas Luzón se encuentra en pleno proceso de expansión, teniendo en marcha varias líneas de actuación encaminadas a seguir creciendo cualitativa y cuantitativamente. Sus principales ejes de evolución son el enológico, ya que una nueva era liderada por Vicente Micó enseña la esencia de la tierra y de su clima a través de los vinos, trabajando con aquellas variedades más arraigadas en esta zona como la uva Monastrell o la Garnacha Tintorera y tratando de conservar las joyas vitícolas que hay en la Región. También es importante el aspecto comercial. Desde esta área se traslada a los clientes las características de la tierra donde la bodega desarrolla su labor, la expresión de las uvas y las bondades de sus vinos a través de acciones que unen la cultura, la gastronomía y la familia al mundo del vino.

Bodegas Luzón se encuentra en una época del año especial, preparando una nueva vendimia; un momento para estudiar muy de cerca el viñedo y decidir las uvas que se utilizarán en cada una de las referencias.

La empresa adapta su gama de vinos a cada ocasión, consumidor y presupuesto. En el ámbito internacional, sus ventas en el exterior suponen el 59% del total, y sus vinos están presentes en 37 países.

Además de los éxitos cosechados hasta el momento, el gerente de la compañía incide en «la necesidad de seguir trabajando desde el viñedo, preservando nuestra riqueza vitícola y gestionando las más de 1.200 hectáreas con las que contamos. Vamos a realizar unas cuidadas elaboraciones que nos permitan obtener grandes vinos, respetando la expresión de nuestra tierra y viñedos a través de sus uvas. También comunicaremos todas nuestras bondades en los diferentes soportes de comunicación que existen hoy día».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos