Bodegas Alceño alcanza el prestigioso Gran Oro con su Organic 2016

Juan Miguel Benítez posa orgulloso con el premio obtenido. B.A./
Juan Miguel Benítez posa orgulloso con el premio obtenido. B.A.

Para el enólogo Juan Miguel Benítez «es un honor dejar el pabellón de Jumilla en lo más alto»

LOLA TOMÁS.

El vino Alceño Organic 2016 de Bodegas Alceño se ha hecho con un Gran Oro, el máximo galardón que conceden los Premios Zarcillo a los vinos que superan los 94 puntos. Para el enólogo de Alceño, Juan Miguel Benítez, «es un honor dejar el pabellón de Jumilla en lo más alto de los vinos del mundo, ya que al tratarse de un concurso de carácter internacional había también de otros países como Eslovenia o Alemania, y tan sólo once vinos, -señaló-, son los que han quedado con la mejor puntuación del concurso, los que superan los 94 puntos, y los que han conseguido por tanto el Gran Oro, porque tenemos un producto que lo merece». Benítez indicó además que «el mejor vino tinto ecológico del mundo es de Jumilla y es de Alceño, y esto ayuda a que el nombre de Jumilla vaya abriendo cada vez más las puertas de restaurantes y consumidores de todos los países».

Juan Miguel Benítez señaló que había sido una sorpresa ver lo que habían conseguido «con nuestro vino Organic ecológico, aunque por otra parte, siempre nos han dicho los consumidores y críticos que es muy especial. En Jumilla lo tenemos muy sencillo para elaborarlos, por el clima y por las condiciones para el cultivo. Si a ello le añades un buen tratamiento en la bodega, resulta muy fácil». «El vino ecológico surge sobre todo a raíz de la demanda del mercado internacional, ya que en España no tiene mucha tirada. Este vino nace con la intención de acaparar esos mercados que demandan este tipo de productos y donde nuestro país tiene un gran potencial», suscribe Benítez.

El concurso internacional Premios Zarcillo ha cumplido este año su novena edición y la decimoséptima nacional, consolidándose como el certamen más importante del país y uno de los más prestigiosos en el panorama mundial, como así lo demuestra el número de referencias que se han presentado al concurso, que este año ha batido el récord con más de 2.000. Este certamen busca incentivar la producción de vinos de calidad superior y contribuir a que el consumidor conozca las diversas zonas vitivinícolas, elevar el nivel técnico de las bodegas y sus enólogos y expandir la cultura del vino. El acto de entrega de los Premios Zarcillo 2018 se celebró en el Monasterio de la Santa Espina en Valladolid y allí estuvo para recoger el Gran Oro de Alceño Organic 2016 el enólogo de la bodega, Juan Miguel Benítez.

El Alceño Organic 2016 es un vino básicamente Monastrell en un 85%, con un 10% de Syrah y 5% de Garnacha Tintorera. Tiene un justo toque de barrica nueva, que no llega a cuatro meses y que le aporta fruta muy limpia e intensa, con un toque torrefacto, especiado y balsámico, que hacen de este vino «una toma muy agradable y que te acuerdes de él después de tomarlo, porque llama la atención y es un buen vino», señalaba a modo de ficha de cata el enólogo de Bodegas Alceño. «Fue un vino que encandiló a una buena parte del jurado, y por ello conseguimos el Gran Oro», terminó diciendo.