La agricultura ecológica gana peso en los campos y hogares murcianos

Caseta para insectos en una superficie de agricultura sostenible. Caerm/
Caseta para insectos en una superficie de agricultura sostenible. Caerm

El Caerm es la autoridad pública de control y certificación de esta producción en la Región de Murcia, y cuenta con la acreditación de ENAC

NE.

La Región es rica en producción ecológica desde que en la década de 1970 se empezara a elaborar este tipo de alimentos con frutas y verduras en la zona de Calasparra (entonces certificados por la asociación Vida Sana). De hecho, el arroz de DOP de 'Arroz de Calasparra' es el primer cultivo ecológico certificado oficialmente como biológico en España (1986).

La zona del Altiplano es la comarca de la Región con mayor superficie de cultivo ecológico, ya que representa el 33% del total de la superficie ecológica cultivada, cuyos productos más destacados son el viñedo, el almendros y el olivar. Después vendría la comarca del Noroeste con el 23% de la superficie y los cultivos mayoritarios son el almendro y los cereales. El Valle del Guadalentín representa un 21% de la superficie, donde el almendro y las hortalizas son los cultivos más importantes.

LAS CIFRAS

Le siguen las siguientes áreas: en Río Mula, con un 13% de la superficie, los cultivos mayoritarios son el almendro y el viñedo; Vega del Segura representa el 6% de la superficie con una mayor producción de almendro y hortalizas; y en el Campo de Cartagena, con el 4% de la superficie, las producciones de hortalizas, almendro, limonero y algarrobo son las más destacadas de este territorio.

Los cultivos más extendidos son el almendro, viñedo y hortalizas El interés por lo sano en España crece a un ritmo del 25% anual

Son muchas las personas que se preguntan cuáles son las funciones del Consejo de Agricultura Ecológica de la Región de Murcia, Caerm, y qué ventajas ofrece el hecho de que un producto sea ecológico y certificado. Cabe recordar que el Caerm es una autoridad pública de control y certificación y que comenzó a funcionar en el año 2000 como encargado de aplicar el sistema de control de la Agricultura Ecológica en la Región.

Sus principales funciones son aplicar, en el ámbito de sus competencias, el Sistema de Control establecido en el Reglamento (CE) 834/2007 y Reglamento (CE) 889/2008, realizando la certificación de los operadores y las correspondientes auditorías periódicas; difundir el conocimiento y la aplicación de los sistemas de producción ecológica; y formular orientaciones y propuestas de actuaciones en materia de agricultura, ganadería y elaboración de producción ecológica.

El Caerm se encarga de asegurar y controlar que toda la materia prima de cualquier producto elaborado sea ecológica, revisa que los procesos de producción hayan sido estrictamente con productos orgánicos para no mezclarse con otros convencionales, revisa que no se hayan usado productos químicos de síntesis en la obtención de los cultivos, y en general que se cumpla la normativa de producción ecológica por parte de todos los operadores certificados

Desde el año 2017, el Caerm está acreditado por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) bajo la norma UNE-EN ISO/IEC 17065 'Evaluación de la conformidad. Requisitos para organismos que certifican productos, procesos y servicios' para los alcances de la producción vegetal, producción animal, producción de semillas y viveros, producto transformado, y elaboración de piensos.

La agricultura ecológica es una de las formas más sostenibles y eficientes de producir alimentos con el menor impacto sobre el medio ambiente. La Comisión Europea señala el respeto al medio ambiente como uno de los valores fundamentales de esta forma de cultivo, que incluye «un elevado nivel de biodiversidad y la conservación de los recursos naturales» como técnicas propias de la agricultura ecológica, además de utilizar «procedimientos y sustancias naturales»para la protección y la nutrición de las cosechas.

El beneficio sobre el medio ambiente es uno de los pilares que sostienen la transición hacia una agricultura cada vez más ecológica y sostenible. La extensión de tierra dedicada a este tipo de cultivo no para de crecer en el mundo; de acuerdo con el Instituto de Investigación para la Agricultura Ecológica (FIBL por sus siglas en alemán), la superficie de agricultura ecológica ha crecido casi un 15% desde el año 2014 y se ha multiplicado por cuatro en los últimos 20 años. En España son más de 2.018.000 las hectáreas dedicadas a superficie ecológica, y en la Región de Murcia el 22% de la superficie agrícola cultivada en el año 2017 pertenece a la producción orgánica. Cabe destacar que en algunos cultivos como la almendra y el viñedo la superficie ecológica representa más del 40%.

La tasa de cultivos ecológicos en comparación a la agricultura convencional aumenta con los años gracias a la demanda creciente de productos orgánicos por parte de los consumidores. El informe 'The World of OrganicAgriculture' del FIBL en el año 2017 se hizo eco del rápido crecimiento del consumo de alimentos ecológicos, de más del 20% en países como Suecia, Irlanda o España.

La demanda de productos ecológicos es creciente en Europa, algo de lo que las cadenas de distribución y las grandes marcas de la alimentación ya se han dado cuenta, apostando por reforzar la presencia de estos alimentos en sus supermercados o en sus ofertas y promociones respectivamente. Una decisión que es buena para los consumidores, que ganan en salud, pero también para el medio ambiente, del que dependemos todos, seamos consumidores o no de productos ecológicos.

es la superficie agrícola cultivada en 2017 perteneciente a la producción orgánica en la Región de Murcia.

es la superficie cultivada en el Altiplano, la de mayor superficie en la Comunidad.

murcianos se dedican a la agricultura ecológica.

Más

 

Fotos

Vídeos