La Fundación Trinitario Casanova dona diez mil euros a la Asociación de Paralíticos Cerebrales de Alicante

La Fundación Trinitario Casanova dona diez mil euros a la Asociación de Paralíticos Cerebrales de Alicante

La asociación alicantina, que lleva trabajando desde 1977, posee diferentes centros donde desarrolla labores para el diagnóstico, la atención y la rehabilitación de los usuarios, así como en el apoyo y asesoramiento a las familias

NE. MURCIA

La Fundación Trinitario Casanova y la Asociación de Paralíticos Cerebrales de Alicante (APCA) firmaron un convenio de colaboración por el que la Fundación donará 10.000 euros, que irán destinados al desarrollo de actividades culturales y educativas con las 105 personas usuarias atendidas en los diferentes centros de la APCA. El acuerdo es fruto del compromiso de ambas partes, cuyo fin es dar respaldo a las personas con discapacidad y mejorar su calidad de vida.

La APCA nació en 1977 gracias a la iniciativa de un grupo de padres de niños con parálisis cerebral y entre sus objetivos está la mejora de la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral y sus familias, para conseguir una plena integración social y mejora de su educación.

La asociación alicantina posee diferentes centros donde desarrolla una labor fundamental para el diagnóstico, la atención y la rehabilitación de los usuarios, así como en el apoyo y asesoramiento a las familias.

Es el caso del centro de día 'Infanta Elena', inaugurado en 1989, donde se ofrecen tratamientos individuales para minimizar los efectos de la parálisis cerebral y potenciar las capacidades del usuariado, como fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia, psicología, enfermería y trabajo social. El centro emula al mundo laboral con talleres artesanales adaptados a las capacidades de las personas usuarias. Además, desde 2001 cuenta con una residencia que cubre una necesidad emergente y esencial para las personas con parálisis cerebral y sus familias.

Asimismo, la APCA también ofrece educación infantil, primaria y de transición a la vida adulta desde los 3 a los 21 años, a través de su centro de Educación Especial, un colegio específico para alumnado con parálisis cerebral y discapacidades afines, concertado con la consellería de Educación de la Generalitat Valenciana.

Por su parte, la Fundación Trinitario Casanova se dedica a la promoción y apoyo de actividades educativas, culturales, artísticas y de sensibilización medioambiental, destinadas a todo el público en general, pero especialmente centradas en niños y adolescentes.

Es el caso del programa de equinoterapia, desarrollado en colaboración con la Asociación Quiero Crecer y destinado a menores que viven o han vivido en entornos de violencia intrafamiliar. Asimismo, la fundación desarrolla talleres de escritura, concursos literarios, plantación de árboles o promoción de actividades artísticas y educativas, entre otros.