Fundación pro-RAE e Iberdrola digitalizarán el 'Diccionario de la lengua española'

El director de la RAE, Darío Villanueva, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, tras la firma del acuerdo. J. R. LADRA/
El director de la RAE, Darío Villanueva, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, tras la firma del acuerdo. J. R. LADRA

NE. MURCIA

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el director de la Real Academia Española (RAE) y vicepresidente de la Fundación pro-RAE, Darío Villanueva, han suscrito un convenio de colaboración para elaborar la nueva planta digital de la próxima edición -la 24ª- del Diccionario de la lengua española.

La compañía financiará el desarrollo de la planta de la futura vigesimocuarta edición del Diccionario, que será la primera concebida de manera digital. Para Ignacio Galán, esto «pone de relieve la continua adaptación de la institución a los nuevos tiempos y la toma de posición inequívoca en favor de la utilización de las nuevas tecnologías».

Haciendo hincapié en la misma idea, el director de la RAE, Darío Villanueva, ha señalado que «gracias al hipertexto y la navegabilidad es posible saltar de un término a otro, ir a buscar el significado de una palabra que no entendemos y hemos encontrado en la definición de otra, localizar todas las expresiones complejas que incorporan una determinada palabra, recuperar las entradas en las que figura un verbo transitivo, etcétera. En pocas palabras: manejar un diccionario como una base de datos sin necesidad de conocer el lenguaje de interrogación».

Además, ha añadido, la planta digital permite «la inclusión de informaciones como, entre muchas otras, un audio con la pronunciación (o pronunciaciones) de una palabra, el enlace con los corpus textuales para dar ejemplos de uso de una palabra o la frecuencia con que aparece en un país o un tipo de texto determinados, el vínculo con otros diccionarios relacionados, con enciclopedias, etc».

El presidente de Iberdrola ha enmarcado la firma de este convenio con la Fundación pro RAE en la apuesta por el patrocinio cultural y de colaboración institucional, especialmente este año, en el que se conmemora el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes.

El acuerdo responde también, según Galán, a la sólida implantación de la compañía en algunos países del continente americano. «Es el caso de México, el primer país hispanohablante del mundo, donde Iberdrola es el mayor productor privado de electricidad; Estados Unidos, donde ya hoy más de 41 millones de personas tienen un dominio nativo del español, y en el que nuestra presencia se extiende por 25 estados; y Brasil, donde el español será la segunda lengua en tan solo una década y donde Iberdrola suministra electricidad a 40 millones de personas».

«En todos estos territorios, en los que suministramos energía a millones de personas y damos trabajo a decenas de miles, somos testigos y también partícipes activos de la pujanza del español y de su uso creciente en todos los ámbitos: comerciales, financieros, tecnológicos y culturales», ha añadido.

La Real Academia Española (RAE) se funda en Madrid el año 1713, inspirada en el modelo de la Academia Francesa y con el propósito, reflejado en sus primeros estatutos, de trabajar al servicio del idioma español.

La Academia se marcó como objetivo esencial desde su creación la elaboración de un diccionario de la lengua castellana, «el más copioso que pudiera hacerse». Ese propósito se hizo realidad con la publicación del Diccionario de autoridades, editado en seis volúmenes, entre 1726 y 1739. En 1780 aparecerá -en un solo tomo para facilitar su consulta- una nueva versión, ya sin citas de autores, de ese primer diccionario de la institución, y esa edición será la primera de la serie de diccionarios usuales que llega hasta hoy.