La Casa del Pintor, reconocimiento a una «trayectoria profesional intachable»

Momento de la entrega del premio a La Casa del Pintor. LV/
Momento de la entrega del premio a La Casa del Pintor. LV

S. TRIGUERO. MURCIA

La Casa del Pintor SL, recibió el pasado jueves el Premio Mercurio al Comercio de manos de la Cámara de Comercio de Murcia, un reconocimiento a una trayectoria profesional de más de cuarenta años en el mercado, todo un referente como empresa especializada en la venta de pinturas y productos afines a la decoración (herramienta, maquinaria, papel pintado, moquetas...).

Antonio Martínez, gerente de la firma, asegura que «el galardón ha sido recibido con gran ilusión, aportándonos un plus de motivación para seguir prosperando y creciendo como empresa».

La Casa del Pintor nació en 1975. La ampliación de su oferta y el volumen de su actividad llevó a la dirección a abrir nuevas instalaciones e iniciar una fase de crecimiento con la apertura de nuevas delegaciones, tanto en la Región de Murcia, como en las provincias limítrofes de Alicante y Albacete.

Con unas bases asentadas, centradas en mantener la fidelidad del cliente a través de un servicio personal y de calidad, La Casa del Pintor salvó la etapa más dura, que coincidió con la crisis económica que afectó al sector de la construcción Su firme apuesta por mantener su presencia y su plantilla situó a la empresa con ventaja respecto a sus competidores, saliendo fortalecida.

Actualmente cuenta con establecimientos en Murcia, Lorca, Caravaca, Molina de Segura, Cieza, Yecla, San Pedro del Pinatar, Cartagena, Alcantarilla, Murcia, Los Dolores- Murcia, Orihuela y Hellín, que suman en total un equipo cualificado de 36 personas.

Para reforzar sus servicios y con el objetivo de garantizarse la autonomía de abastecimiento y una mejor adaptación a las necesdides y exigencias del mercado profesional, la empresa adquirió una fábrica, Pinturas Guadiel, ubicada en Guarromán (Jaén).

Uno de los secretos del éxito de La Casa del Pintor en sin duda su estrategia empresarial, marcada por una propuesta que, sin renunciar a sus orígenes, siempre se ajusta a las necesidades de su clientela y su oferta está permentemente actualizada siguiendo las tendencias del mercado. «La Casa del Pintor conserva su esencia de empresa familiar, con un trato directo y cercano, rasgo diferencial por el que es reconocido nuestro servicio, tanto a nivel de clientes, proveedores e incluso entre el equipo profesional que forma parte de la empresa», asegura Antonio Martínez, gerente de la firma.

La dirección de La Casa del Pintor adelanta que la actual política activa de expansión seguirá en marcha, tanto a nivel regional como nacional. «Este tipo de premios es un aliciente para seguir creciendo de forma sostenible y nos ayuda a confirmar que lo estamos haciendo bien», dice Antonio Martínez, que entiende que un objetivo prioritario y obligado es «seguir consolidando nuestra estructura actual».

El cliente aprecia la calidad del producto y el servicio ofrecido por La Casa del Pintor, lo que se traduce necesariamente en fidelidad para un tipo de cliente, tanto profesional como particular, que valora por encima de todo el asesoramiento que ofrece la firma, así como su capacidad para satisfacer cualquier necesidad.