Más de 1.000 cursos para desempleados y trabajadores ocupados de la Región

Un grupo de alumnos realiza un curso de primeros auxilios. Freepik/
Un grupo de alumnos realiza un curso de primeros auxilios. Freepik

La Comunidad amplía el número de acciones formativas para que los murcianos encuentren trabajo o mejoren de nivel dentro de las empresas

BENITO MAESTRE.

La evolución del mundo laboral exige una alta especialización y permanece en continua búsqueda de perfiles proactivos y capaces de adaptarse a los nuevos tiempos. De este modo, los trabajadores han de destacar en, al menos, una rama para diferenciarse del resto de candidatos a un mismo empleo.

Una buena formación, que no entiende de edad, género ni clase social, es un valor seguro para acceder a un trabajo y participar de manera activa en la vida social, cultural y económica. Curiosamente, los años duros de la crisis económica han reconducido a numerosos desempleados a las aulas en busca de una mayor cualificación o segundas oportunidades profesionales.

DATOS DE INTERÉS

44,4%
es el porcentaje actual de inserción laboral de los cursos del SEF.
65,8%
de los alumnos de las acciones formativas relacionadas con las actividades deportivas y físicas consiguen un empleo a los seis meses siguientes.
61,5%
de los alumnos de industria de energía y agua también lo encuentran en ese periodo.
58,2%
de los alumnos del sector marítimo-pesquero entran en el mercado laboral al semestre después.

Las personas que apuestan por los cursos de formación del SEF (Servicio Regional de Empleo y Formación) no solo lo hacen para encontrar trabajo, sino para mantenerlo o mejorar el nivel dentro de las empresas. Otros, simplemente, dan salida a una afición para ampliar su cartera de conocimientos. En general, se tratan de estudios muy especializados, con una marcada proyección a la empleabilidad y con porcentajes altos de inserción laboral. De ellos, las materias más demandadas son las relacionadas con la tecnología digital, las redes, el desarrollo de páginas web o el mundo infantil, así como la administración y las finanzas.

Van dirigidos a más de 8.000 parados y otros 8.000 empleados Los interesados pueden informarse de todos los títulos en la web del SEFHay cursos extra para parados de larga duración y mayores de 45 años

La Comunidad pondrá en marcha a lo largo de 2019 más de 1.000 cursos para desempleados y trabajadores ocupados, una cantidad superior a la registrada el pasado año, cuando se celebraron 959 acciones formativas orientadas a ambos colectivos. Durante los próximos meses se formarán 8.190 parados a través de 546 cursos y casi 8.000 trabajadores ocupados en otras 500 acciones formativas.

Todos los cursos están disponibles en la web del SEF, en la sección 'Busco un curso', para que los interesados se informen sobre los detalles básicos y requisitos, y si los cumplen, poder inscribirse para comenzar una nueva etapa de aprendizaje.

Los parados de larga duración y que, además, sean mayores de 45 años tienen a su disposición una serie de cursos complementarios a los contenidos teóricos, como por ejemplo talleres, seminarios, prácticas o tutorías. Asimismo, el SEF ha concedido subvenciones por valor de 364.000 euros a 12 entidades de formación para que realicen este año 13 títulos específicos para más de 500 desempleados de este colectivo.

Así, por ejemplo, la Academia Técnica Universitaria ha recibido una ayuda de 40.000 euros para su proyecto '45 Plus' destinado a la reinserción profesional de estas personas. Igualmente, la Fundación Laboral de la Construcción dispondrá de 53.000 euros para formar en soldadura con electrodo revestido a estos desempleados, a lo largo de casi 700 horas.

Otras entidades que han recibido subvenciones para desarrollar estos cursos con acciones complementarias son Amusal (19.000 euros para un proyecto de formación en gestión de llamadas de teleasistencia), Meser Center (20.000 euros para un proyecto centrado en formar en servicios auxiliares de estética), o Ucomur (45.000 euros para su proyecto 'Segunda oportunidad').

Entre los cursos de este tipo también se encuentra el que ofrecerá Campos Serrano Biólogos, centrado en los servicios para el control de plagas. La formación específica en este ámbito es cada vez más demandada por las empresas del sector agrícola, y su inserción laboral es actualmente muy elevada.

Estas subvenciones, cofinanciadas por el Fondo Social Europeo, se engloban dentro de las concedidas por la Consejería para proyectos de formación que van dirigidos a colectivos muy concretos, con una financiación total de 1,7 millones de euros. Son cuatro perfiles diferenciados: emprendedores menores de 34 años, emprendedores mayores de 34 años, personas en riesgo de exclusión que precisan de una inserción sociolaboral, y parados de larga duración mayores de 45 años.

En 2018 se lanzaron 470 cursos para desempleados, con 6.948 plazas. De ellos, casi el 90% conducía a la obtención de un certificado de profesionalidad, que incrementa notablemente las opciones de conseguir un empleo posterior. En cuanto a los títulos dirigidos a ocupados, de menor duración, se convocaron 489 acciones formativas para 7.436 alumnos.

Los cursos de formación relacionados con las actividades deportivas y físicas, los de energía y agua, y los del sector marítimo-pesquero se han situado como los de mayor salida laboral para los desempleados de la Región de Murcia, según refleja el último estudio trimestral 'Inserta' del SEF que pone en relación las acciones formativas para personas sin empleo y su acceso al mercado de trabajo durante el periodo de seis meses siguientes a la finalización.

El dato general de inserción de cursos del SEF es hoy del 44,4%, pero el dato asciende en determinados casos. Por ejemplo, el 65,8% de los alumnos de actividades deportivas y físicas consiguen un empleo en el semestre posterior, así como el 61,5% de los alumnos de la industria de energía y agua y el 58,2% de los del sector marítimo-pesqueros.

Igualmente, las opciones de encontrar trabajo tras completar un curso que apareja la obtención de un certificado de profesionalidad son mayores que cuando no da acceso al mismo. Así, en estos cursos la cifra de inserción general se eleva hasta el 47,5%, es decir, 3,1 puntos más que el dato general. Los certificados de profesionalidad son titulaciones con validez en todo el ámbito nacional y representan acreditación suficiente para el desempeño de una profesión.