Un belén de carne y hueso

En el Palacio de Guevara, junto a la monumental maqueta del belén municipal, será la anunciación del Ángel a María./
En el Palacio de Guevara, junto a la monumental maqueta del belén municipal, será la anunciación del Ángel a María.

Unos 350 figurantes participarán el domingo en el primer nacimiento viviente. Las escenas serán itinerantes en distintas localizaciones del recinto histórico y podrá participar todo el que acuda ataviado

LA VERDADLORCA

Se necesitan pastores, ángeles, hebreos, lavanderas, 'armaos'... para participar como figurantes en el primer belén viviente itinerante que se celebrará el próximo domingo en la ciudad. La intención inicial era unir el belén monumental municipal (que se instala cada año en el Palacio de Guevara) con el Museo del Belén, en la ermita de San Roque y San Sebastián del barrio de San Pedro.

Las pretensiones eran crear distintas escenas a lo largo del trayecto para mostrar a lorquinos y visitantes cómo llegar hasta el Museo del Belén, ya que se aventura algo complicado para los que no conocen el camino. Y poco a poco se fueron sumando actores y figurantes, hasta conformar un repertorio que supera ya los 350. Pero podrían ser muchos más, ya que desde la Asociación Belenista, promotora de la iniciativa, se ha solicitado la colaboración de todo aquel que lo desee. El único requisito, vestir a la usanza de la época, algo que se aventura fácil en una ciudad donde solo en Semana Santa miles de hebreos surcan las calles y decenas de 'armaos' desfilan.

Por los monumentos

Y poco a poco ha ido tomando cuerpo la idea y hasta se ha escrito un guion para la ocasión que firma el director de la Compañía del Teatro Guerra, Juan Francisco Ros, quien dirigirá las distintas escenas. Miembros de las cofradías, del Consejo de la Juventud, políticos, periodistas, deportistas, actores... llenarán las calles del recinto histórico de la ciudad donde los principales monumentos se convertirán por unas horas en el Palacio de Herodes, la cueva donde nació el Niño Jesús, la carpintería de San José o la casa de María.

Entre las recreaciones habrá un mercado de unos veinte puestos que se instalará en la calle Pío XII. No faltará la mula, que portará a María en busca de posada, y en la plaza de la Concordia se representará la anunciación a los pastores. Estos estarán acompañados por un rebaño de ovejas.

Y en la puerta de los juzgados, las lavanderas también recibirán la buena nueva. Lo dicho, la cita es el domingo a mediodía. Más que presenciarlo, hay que vivirlo, por lo que la propuesta no es otra que participar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos