Torra espera «avances» sobre los presos en las próximas semanas

El presidente de la Generalitat asegura que el 90% de la reunión con Sánchez giró en torno al derecho de autodeterminación

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha valorado «positivamente» esta mañana que en la reunión de ayer en la Moncloa empezó el reconocimiento mutuo entre los dos gobiernos y se puso la base para el «inicio del diálogo», como fase previa a una negociación, que aún no ha arrancado.

Torra ha insistido en destacar que ambos coincidieron en que estamos ante un conflicto político que requiere una solución política, que se deberá abordar en el próximo encuentro, aún sin fecha. Hasta que llegue, el jefe del Ejecutivo catalán ha reclamado «avances» en las próximas semanas en materia de presos. «Hay que ver si esta voluntad de reconocer que hay un problema político se traduce en hechos reales», ha dicho, apuntando que el Gobierno a través de la Abogacía del Estado, la Fiscalía, el Ministerio del Interior, el Tribunal de Cuentas o la Delegación del Gobierno pueden tener «incidencia» sobre la libertad de los presos. Aunque también ha apuntado que los presos no serán moneda de cambio de ninguna negociación.

«Esperamos gestos y decisiones a partir de ahora», ha asegurado, en referencia también a las leyes impugnadas al Constitucional, a la ley mordaza, la anulación de sentencias del franquismo, incluida la de sentencia de muerte de Lluís Companys. Y también en todo lo que tiene que ver con el ejercicio del derecho de autodeterminación, que ocupó el 90% de la reunión de ayer, que duró más de dos horas y media. Torra ha afirmado que ayer trasladó a Sánchez que el objetivo de la legislatura catalana es hacer efectiva la república y una Constitución. En septiembre pronunciará una conferencia donde marcará la hoja de ruta del su mandato. De entrada, ha insistido en que nunca renunciará al derecho de autodeterminación. Y que está dispuesto a todo, incluso a ir a la cárcel.

«Tengo 55 años, mis hijos son mayores y no tengo nada que perder», ha relatado que le trasladó al presidente del Gobierno. La respuesta del presidente español fue, según la versión de Torra, que no ve ninguna solución dentro de la Constitución que pueda contemplar el derecho de autodeterminación. Insinuó su propuesta de reforma de la Constitución y se mostró abierto a hablar del déficit fiscal. «Hacer la independencia es muy difícil», ha reconocido el jefe del Ejecutivo autonómico.

Torra ha insistido en que no invitará a Rey de España a los homenajes por los atentados del 17-A, aunque ha abierto la puerta a coincidir con Felipe VI en Barcelona si quien organiza los actos es el Ayuntamiento de Barcelona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos