JxCat mandará a una exconsejera de Torra a la ronda con el Rey tras el veto del Supremo a Jordi Sànchez

Jordi Sanchez acompañado de su compañera en de JxCat Laura Borràs./EFE
Jordi Sanchez acompañado de su compañera en de JxCat Laura Borràs. / EFE

Laura Borràs, diputada en el Congreso, es una de las más firmes defensoras del bloqueo del Estado y la herencia de Puigdemont

MELCHOR SÁIZ-PARDO y MATEO BALÍNMadrid

Junts per Catalunya participará en la ronda de contactos con el Rey a pesar de la negativa del Supremo de conceder el permiso solicitado Jordi Sànchez para salir de prisión. Tras el veto del alto tribunal al preso, los indepedentistas catalanes han decidido enviar a la entrevista con Felipe VI a Laura Borràs, número 2 por Barcelona de Junts, exconsejera de Cultura en el Govern de Quim Torra, firme defensora del bloqueo con el Estado y de la figura y herencia de Carles Puigdemont.

El Supremo decidió este lunes no permitir la salida de Sànchez al entender que su caso no encaja en el artículo 47.1 de la Ley Orgánica General Penitenciaria, que es el que regular la concesión de permisos extraordinarios de salida de prisión.

 Este precepto es muy restrictivo. Solo permite la excarcelación temporal en caso de fallecimiento o enfermedad grave de los padres, cónyuge, hijos, hermanos y «otras personas íntimamente vinculadas con los internos» o alumbramiento de la esposa. O en el caso de «importantes y comprobados motivos».

En su auto, el tribunal señala que, obviamente, el permiso pedido por Sànchez no encaja en la existencia de un acontecimiento que afecte a un familiar del interno. Por lo que solo podría incluirse en el inciso en el que alude a «importantes y comprobados motivos» que justificarían la autorización. Y esa «importancia», según la sala, no está relacionada con «la relevancia constitucional de esa entrevista» con el monarca, sino con las circunstancias personales del interno.

«Perfectamente sustituible»

Para el tribunal, además, no hay una afectación del derecho de participación política, puesto en esa ronda de consultas Jordi Sànchez es «perfectamente sustituible« por cualquier otro miembro de su candidatura política, como final ha ocurrido con Borràs. De hecho, hay partidos, como el PNV, que no envía a Zarzuela a la ronda de contactos a su cabeza de lista en las generales, sino al presidente de su partido. En ningún sitio está establecido qué representante de las candidaturas que han obtenido actas de diputados en el Congreso debe acudir a entrevistarse con el Jefe del Estado, recordaron ya la semana pasada fuentes del alto tribunal.

En cualquier caso, la Sala insiste a la defensa de Sànchez que ha incurrido en su petición en un defecto formal que por sí solo justificaría su rechazo, ya que, si bien la competencia para conceder o denegar permisos extraordinarios es del tribunal, debió dirigir su solicitud a la administración penitenciaria para la previa tramitación de un expediente administrativo a cargo del establecimiento penitenciario en que el solicitante está ingresado.

Sin embargo, el tribunal argumenta que la necesidad de una pronta respuesta motivada que despeje las incertidumbres acerca de la petición de Sànchez, hace aconsejable no retrotraer las actuaciones para la correcta formalización del expediente.

Más información