Muere el dueño de un bar en Toledo tras recibir una paliza

Muere el dueño de un bar en Toledo tras recibir una paliza

El fallecido tenía arrendado el bar y discutió por el pago del alquiler

, J.V. MUÑOZ-LACUNA

Julio Sergio García Toledo, hostelero de 43 años, ha fallecido en el hospital "Virgen de la Salud" de Toledo después de haber recibido una fuerte paliza en un bar de su propiedad. Los hechos ocurrieron en la tarde del pasado miércoles en el popular barrio toledano de Santa Bárbara cuando Julio acudió a su establecimiento, conocido como "Bar Julito", que tenía arrendado para hablar sobre cuestiones relacionadas con el pago de los gastos del alquiler.

Se inició entonces una fuerte discusión en el interior del bar que acabó con Julio evacuado en una UVI móvil al hospital de Toledo después de haber recibido una fuerte paliza y numerosos golpes en la cabeza. Días después de ingresar en el hospital ha fallecido por las lesiones provocadas por los politraumatismos que le provocó la paliza y este sábado ha sido enterrado en el Cementerio Municipal de Toledo.

"El caso se está investigando, ha sido un suceso muy trágico y esperamos que pronto se esclarezca qué es lo que ocurrió", ha declarado este sábado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio. De momento, no ha trascendido detención alguna por esta violenta muerte y el bar sigue precintado por la Policía Nacional. Curiosamente, Julio Sergio García residía en un piso situado justo encima de su bar, en el número 69 de la avenida de Santa Bárbara. El suceso ha causado gran sorpresa en este barrio ya que la familia del hostelero es muy conocido porque el padre regentó durante muchos años el bar que su hijo había alquilado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos