Atropella a su exsuegro y la hija de éste de 9 años, herida de gravedad

El vehículo implicado en el atropello./
El vehículo implicado en el atropello.

El agresor fue detenido por tentativa de homicidio cuando los vecinos querían lincharle y otra niña, gemela de la herida, logró escapar y se salvó de ser arrollada

AINHOA DE LAS HERAS

Una niña de nueve años, que responde a la inicial S., se encuentra ingresada en estado grave en el hospital de Cruces con heridas en las piernas tras ser arrollada en dos ocasiones cuando caminaba junto a su padre, que también resultó herido pero de menor importancia, en Bermeo. Otra cría de la misma edad, M., hermana gemela de la herida, logró escapar y se libró en el último momento de que le pasara por encima un Volkswagen Passat, de unos 1.500 kilos de peso. La Policía Municipal de Bermeo detuvo por un intento de homicidio al autor del atropello, identificado como E.H.E., de 29 años y origen marroquí, expareja de la hija mayor del hombre atropellado.

El arrestado, que se encuentra en el hospital de Gernika, donde se le estaban practicando pruebas médicas porque se quejaba de dolor en la espalda, estuvo a punto de ser linchado por vecinos que presenciaron la escena. «¡Hay que matarle!», gritaron algunas personas que vieron el atropello. La llegada de una patrulla de la Policía Local evitó que el joven fuera apaleado. Al parecer, el agresor ya había intentado el día anterior atacar con el coche a su exsuegro, de 63 años, con el que tiene cierta fijación.

El trágico suceso se produjo sobre las seis de la tarde en la confluencia de las calles Ondarraburu con Dibio. El hombre, también marroquí aunque asentado desde hace años en Bizkaia, caminaba con sus dos hijas por la calle cuando les arrolló un Volkswagen Passat conducido por E.H.E. Este joven, que llevaba 12 años en el País Vasco, se había casado en 2014 con la hija mayor. La joven pareja no duró mucho, se separó el pasado mes de septiembre. Al parecer, sobre el detenido pesaba una orden de alejamiento respecto de la joven y también del padre de ésta.

Ayer fue una de las menores, S., la que se llevó la peor parte del golpe al alcanzarle el turismo en las piernas, que quedaron gravemente lesionadas. Su padre también sufrió alguna herida, aunque de carácter leve, y su hermana logró escapar, pero regresó después al lugar acompañada. Tras la primera pasada, el conductor dio la vuelta y volvió para arrollar de nuevo a las víctimas.

Agarrado por el cuello

Según relataron algunos testigos, el individuo llegó a apearse del vehículo para seguir dando patadas a su exsuegro, que se encontraba en el suelo. En ese momento, un vecino escandalizado por lo que acababa de presenciar se abalanzó sobre él y llegó a agarrarle del cuello. Se empezó entonces a formar un tumulto de personas indignadas contra el conductor. En ese momento llegó al lugar una patrulla policial, que procedió a la detención del sospechoso.

Al tratarse de un caso grave, el detenido fue entregado a la Ertzaintza de Gernika, cuerpo que se encargará de realizar las diligencias. En un primer momento, el atestado ha sido abierto como tentativa de homicidio, aunque en función de como evolucionen las investigaciones la calificación jurídica podría variar, precisan las fuentes consultadas. El atropello intencionado conmocionó a los bermeanos. Tanto las niñas como su padre son apreciadas en el pueblo como «gente maravillosa». Las pequeñas estudian en un colegio público, donde son consideradas «alumnas muy despiertas».