Ruth Ortiz se retira de la acusación particular contra Bretón por maltrato

Ruth Ortiz, en una imagen de archivo./
Ruth Ortiz, en una imagen de archivo.

La madre de los dos niños asesinados en Córdoba se retira del procedicimiento "ante la situación anímica en la que se encuentra", según su abogada

EFEhuelva

Ruth Ortiz, la madre de los dos niños asesinados en Córdoba, ha desistido de la acusación particular en la causa contra José Bretón, el padre de los pequeños condenado por el doble crimen, acusado de un delito de malos tratos psíquicos contra su esposa.

En el escrito de la abogada de Ruth Ortiz, María del Reposo Carrero, se expone que, en estos momentos, no le interesa sostener la acusación "por motivos ajenos al procedimiento, ante la situación anímica en la que se encuentra".

Recuerda en el escrito que el 8 de julio está señalada la vista en el Tribunal Supremo del recurso de casación contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que confirmaba la condena de Bretón a 40 años de cárcel por el asesinato de sus hijos en octubre de 2011.

La decisión de Ortiz se conoce un día después de que haya trascendido que José Bretón se encuentra ya en la cárcel de Huelva, a la espera del juicio, que se celebrará la próxima semana. El traslado se ha producido esta misma semana desde la prisión de Villena (Alicante), donde se encuentra recluido, y se le ha ubicado en el módulo de aislamiento de la cárcel onubense.

Juicio para el 2 y 3 de julio

El juicio por el delito de maltrato psíquico ha sido fijado para los días 2 y 3 de julio y el Ministerio Fiscal solicitará tres años de cárcel para José Bretón, así como que se le prohíba comunicarse por cualquier medio y aproximarse a Ruth Ortiz a menos de un kilómetro durante cinco años. Por su parte, la defensa de Bretón ha solicitado su absolución al entender que su cliente no ha cometido ningún delito de maltrato psicológico contra Ruth Ortiz.

Esta causa es consecuencia de la denuncia que Ortiz interpuso contra Bretón un día después de la desaparición de los niños, por recomendación policial, y que ratificó el 16 de marzo de 2012.