Se refuerza la seguridad en Barcelona para evitar los robos a turistas

Este joven parece inofensivo. Aparentemente solo presta atención a su móvil pero en realidad se fija en la bolsa de estos dos turistas. En un minuto, con sigilo y mucha paciencia va acercándose la mochila con el pie. Cuando la tiene justo al lado, último tirón y robo consumado. Otro delincuente callejero utiliza el mismo sistema. Esta vez en el mercado de La Boquería. Esta ladrona solo necesita 5 segundos para hacerse con el móvil de una turista inglesa. Se cubre el brazo con una camisa y ataca frente a la atenta mirada de varios policías vestidos de paisano que la cazan in fraganti. En otro punto de Barcelona, dos carteristas aprovechan la aglomeración del centro para hurgar en la mochila de esta mujer. La joven de azul utiliza un mapa de la ciudad para disimular la maniobra. Su cómplice finge estar mirando un folleto publicitario. Con una sola mano consigue abrir la bolsa, localiza el monedero pero no le interesa el botín. En este restaurante el ladrón intenta una, dos y hasta cinco veces saquear a unos comensales. Sin éxito. Todos corren la misma suerte: cazados y detenidos.-Redacción-