El PSOE descarta un adelanto electoral de Sánchez y abre la puerta a la dimisión de Díaz

Pedro Sánchez./EP
Pedro Sánchez. / EP

Ábalos rechaza apoyar un Gobierno de Ciudadanos para frenar a Vox

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

Pedro Sánchez no se siente interpelado por el resultado de las elecciones andaluzas y no adelantará las elecciones generales. Es el mensaje que ha lanzado hoy su mano derecha en el partido, José Luis Ábalos. «Esto no nos provoca ninguna debilidad sino al contrario - ha argumentado el secretario de Organización socialista en una comparecencia en la sede del partido tras la reunión de un núcleo reducido del comité electoral- es un incentivo para intensificar nuestra acción de Gobierno y nuestra agenda social». Ábalos ha apuntado, de hecho, que de haber habido elecciones generales «la participación habría sido otra y el resultado también».

Lo ocurrido en Andalucía supone un mazazo para el conjunto de la organización política pero en Ferraz se esfuerzan en dejar claras algunas cosas: que Susana Díaz no quiso bajo ningún concepto que los comicios coincidieran con un adelanto de Sánchez porque daba por hecho que ella tenía más fuerza que él y que la presidenta de la Junta de Andalucía no quiso participación del Gobierno o de la ejecutiva federal en la campaña y, más allá de intervenciones simbólicas, el jefe del Ejecutivo respetó sus deseos. Ahora, según avisó Ábalos, las cosas van a cambiar.

Sánchez parece dispuesto a tomarse la revancha contra la mujer que durante dos años se dedicó a segar la hierba bajo sus pies como secretario general del PSOE y que, pese a perder en las primarias el mayo de 2017, conservaba intacto el poder orgánico en su feudo, hasta ahora, el gran caladero de votos socialistas.«Nos vamos a implicar absolutamente con tal de dar seguridad y certidumbre a los andaluces; así va a ser en el plano institucional y así va a ser el plano del partido, donde queremos contribuir a la necesaria regeneración del proyecto», ha apuntado.

De momento, en la ejecutiva socialista respaldan a Díaz para que intente la investidura. «Tenemos claro que el PSOE es el más votado y va a ejercer la responsabilidad que le corresponde para liderar la solución de gobernabilidad», ha dicho Ábalos. Ahora bien, si no lo consigue, le invitarán a abandonar. «Nuestro papel siempre ha estado subordinado al éxito de nuestro proyecto político, siempre estamos a disposición de la organización que nos ha otorgado la confianza», ha advertido.

El número tres de la formación no ha dado nada por imposible, pero lo que sí ha descartado es que sea el PSOE el que renuncie al Gobierno en favor de Ciudadanos, como ha planteado Albert Rivera, para cortar el paso la extrema derecha que representa Vox. Ábalos incluso ha puesto sobre la mesa la abstención del PSOE en octubre de 2016 (la misma a la que se opuso y por la que dimitió Sánchez como líder del partido) para facilitar el Gobierno de Mariano Rajoy. «Todavía no he visto sacrificios en el otro lado», ha esgrimido. «Pero que salgamos a socorrer a la tercera fuerza no parece muy sensato, entre otras cosas porque la segunda fuerza tendrá algo que decir».

Más información

 

Fotos

Vídeos