Protesta en Alsasua por la decisión del Supremo

El Alto Tribunal ha rebajado la pena a los acusados de agredir a dos Guardias Civiles y sus parejas. Decenas de familiares y vecinos de los detenidos han mostrado su rechazo a la sentencia. Con una pancarta han pedido la libertad de los encarcelados por las calles de la localidad navarra. Al retirar el Tribunal Supremo los agravantes de discriminación y abuso de superioridad, los ocho acusados tendrán que cumplir penas de entre un año y medio y nueve años y medio de prisión.- Redacción-