ERC deja solo a Torra en la defensa de De Gispert

ERC deja solo a Torra en la defensa de De Gispert

Los republicanos critican los tuits de la expresidenta de la Cámara catalana que llamó cerdos a Arrimadas, Girauta, Millo y Montserrat

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, quiso este jueves dar por zanjado el caso De Gispert, pero todo apunta a que el asunto puede provocar más de un quebradero de cabeza al Govern catalán, si sigue en sus trece de mantener la Cruz de Sant Jordi a alguien que comparó a Arrimadas, Girauta, Millo y Montserrat con los cerdos.

Un día después de que Torra asegurara que el caso está cerrado y de que la propia protagonista retirara los insultos, ERC ha salido en público a desmarcarse de la expresidenta de la Cámara catalana, lo que deja a Quim Torra en una situación incómoda, pues es el único que la defiende públicamente. Los republicanos han criticado desde todos los frentes a la dirigente nacionalista, presidenta de la Cámara catalana entre 2010 y 2015 y exconsejera de Justicia con Artur Mas. Tres de los consejeros de Esquerra del Ejecutivo de Torra, Alba Vergés, Ester Capella y Chakir El Homrani, han cuestionado a De Gispert y se ha distanciado también Sergi Sabrià, presidente del grupo parlamentario de ERC en la Cámara catalana.

La consejera de Salud, Alba Vergés, en TV-3, ha atribuido a Quim Torra la decisión de condecorar a De Gispert, si bien ha expresado que lo respeta. Pero también ha dicho que el tuit donde la exdirigente de Unió comparaba a los dirigentes constitucionalistas con cerdos es «más que desafortunada». «No se debería nunca enviar este tipo de mensajes», ha señalado la consejera.

«Es reprobable. No se pueden hacer ciertas afirmaciones: la respuesta al insulto no puede ser más insulto», según el consejero de Trabajo y Asuntos Sociales, Chakir El Homrani.

«No comparto determinadas maneras de expresarse», «no podemos responder a un insulto insultando más», ha señalado la titular de Justicia, Ester Capella.

Sabrià, por su parte, en TVE, ha calificado las manifestaciones de De Gispert de «intolerables». «Muy mal, el tuit es un error grave. Son comportamientos que no tendríamos que tolerar en nuestra sociedad», ha asegurado. «Nuestro proyecto lo que quiere es ser inclusivo, tender la mano a todo el mundo, y me parece que Núria de Gispert se equivoca claramente con este tuit», ha añadido.

La posición de ERC divide al Gobierno catalán, que a lo largo del mes de mayo tiene previsto celebrar el acto solemne de entrega de las cruces de Sant Jordi a todos los galardonados que anunció el martes pasado, entre ellos Leo Messi, La Trinca o los otros expresidentes del Parlament, Joan Rigol y Ernest Benach, entre otros.

ERC se ha desmarcado, pero tampoco puede hacerlo de una forma aún más contundente, teniendo en cuenta que De Gispert pertenece a Demòcrates de Catalunya, formación que surgió como una escisión independentista de Unió Democrática y que en las pasadas elecciones catalanas se alió con Esquerra. Dos de los diputados del grupo de ERC son de esta formación.

Los republicanos tendrán que decidir si se alejan del todo de De Gispert cuando la Cámara catalana vote la resolución planteada por el PSC que instará al Gobierno catalán a revocar la concesión de la Cruz de Sant Jordi a la veterana dirigente nacionalista.

La protagonista de la polémica se ha disculpado esta mañana en Rac-1, un día después de que borrara de su cuenta de Twitter su última salida de tono. Como respuesta a las críticas por la distinción otorgada por la Generalitat, publicó un tuit que aseguraba que Cataluña ha aumentado su exportaciones en el sector porcino y lo acompañaba recordando que Girauta se presentó a las generales por Toledo, Arrimadas deja el Parlament para irse al Congreso, Millo se va a Andalucía como responsable de acción exterior de la Junta y Montserrat será candidata al Europarlamento. Parecido a cuando no hace mucho invitó a Inés Arrimadas a marcharse de Cataluña y regresar a Cádiz. De Gispert ha admitido que el tuit fue inapropiado, pero ha señalado que se ha exagerado porque no quiso insultar a nadie. Y ha aprovechado para seguir atacando a los aludidos en el tuit. «Muchas de estas personas que ahora ya no estarán han llevado al Parlament a una situación de indignidad muy grande. Han hecho que pareciera una verdulería o un mercado», ha afirmado.

El Parlament reprobó el pasado mes de octubre a Nuria de Gispert «por sus reiterados y públicos comentarios vejatorios y excluyentes« contra la líder de Ciudadanos en Cataluña. La dirigente del centro derecha, tras instar a Arrimadas a volverse a Cádiz, dijo: Es «una inepta e ignorante». »¡Debe de estar muy mal en Cataluña! ¡Debe de añorar su pueblo! ¿Quién la obliga a quedarse aquí?«. El domingo pasado, después de que la presidenta de la mesa donde votaba la jefa de la oposición le negara el saludo, señaló: »Te quedan cuatro días, tu éxito ha sido efímero, cómo criticas que no te saluden cuando tu no has parado de escupir bilis contra dos millones de catalanes. Haz rápido las maletas no se te escape el tren«.