Los Mossos identifican a catorce personas por intentar retirar lazos amarillos.

Retirar lazos amarillos de madrugada. Esto es lo que pretendían este viernes las 14 personas identificadas por los Mossos d'Esquadra en tres municipios del Delta del Ebro, en Tarragona. Para ello tenían rutas coordinadas en mapas y objetos como palos, luces, pañuelos y ropa oscura para actuar y no ser reconocidos, según el cuerpo policial de la Generalitat. Los Mossos eso sí, no confirman, de momento, que uno de ellos sea guardia civil, tal y como sí apuntan algunos medios de comunicación como TV3. Algo por lo que el vicepresidente catalán ya le pide explicaciones y contundencia a Pedro Sánchez en la Moncloa. Uno de los pueblos señalados en la intervención callejera es el de Tivissa, visitado recientemente por el president Quim Torra. Pese a no haberse presentado denuncia alguna, la consejería de Interior catalana ya ha anunciado que iniciará acciones legales por infracción grave. Por unos daños, señala, contra el dominio público que podrían acarrear a los autores multas desde los 600 a los 30.000 euros. Todo esto ocurre un día después de que el responsable de Interior de la Generalitat, Miquel Buch recomendase no enfrentarse a los que retiran lazos porque pueden ser violentos.