Los miembros de la mesa del Parlament serán juzgados por el 1-O el 19 de noviembre

Anna Simó. /Efe
Anna Simó. / Efe

El juicio se celebrará al día siguiente que el de Torra y semanas después de que se conozca la sentencia contra los líderes del 'procés'

CRISTIAN REINOBarcelona

Entre el 19 y el 22 de noviembre, la sala civil y penal del TSJC juzgará por un delito de desobediencia a los exmiembros de la mesa de la Cámara catalana, Anna Simó (ERC), Lluís Maria Corominas (JxCat), Ramona Barrufet (JxCat), Lluís Guinó (JxCat), Mireia Boya (CUP) y Joan Josep Nuet (ERC). La Fiscalia, la Abogacía del Estado y la acción popular de Vox les acusa de un delito de desobediencia por haber permitido la tramitación de las leyes de desconexión. En el caso de Vox, añade también la acusación de organización criminal.

Todos ellos formaban parte de la mesa de la Cámara catalana, bajo la presidencia de Carme Forcadell, que en breve conocerá la sentencia del Supremo por la que fue juzgada por los delitos de rebelión y sedición, junto al resto de los líderes del 'procés'. En el caso de los miembros de la mesa, están acusados de desobediencia por permitir la tramitación parlamentaria de la llamadas leyes de la desconexión, la del referéndum, que se aprobó en la Cámara catalana el 6 de septiembre de 2017, y la de transitoriedad jurídica, al día siguiente.

Los seis procesados, cuya causa pasó por el Supremo, que fue quien trasladó el caso al TSJC, están acusados de desobedecer las órdenes del Tribunal Constitucional que les obligó - a través de notificaciones que recibieron de forma personal- a impedir cualquier iniciativa que supusiera desplegar la hoja de ruta independentista, que quedó recogida en la declaración de soberanía que el Parlament aprobó el 9 de noviembre de 2015, que supuso el inicio de la vía unilateral y que el Constitucional anuló.

El juicio de los miembros de la mesa de la pasada legislatura se celebrará al día siguiente de la vista contra Quim Torra por un delito de desobediencia por no retirar a tiempo la pancarta a favor de los presos con el lazo amarillo del Palau de la Generalitat. El otro juicio que queda pendiente por los hechos de octubre de 2017 es el que sentará en el banquillo al exmayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, y a la antigua cúpula de la Policía catalana. Será el 20 de enero de 2020 y en la Audiencia Nacional.