El mayor incendio del verano en Galicia se extiende por varias parroquias de Monforte

Las llamas se acercan peligrosamente a las casas; lenguas de fuego que ya entran en fincas particulares. Esfuerzo incansable el de los bomberos por apagar un incendio que el viento ayuda a propagar en Monforte. Numerosos vecinos han tenido que ser desalojados con lo puesto, ya que el peligro es evidente y ver el horizonte es complicado por el denso humo. Con mochilas y batefuegos intentan detener su avance y avionetas sobrevuelan la zona para descargar agua sobre el terreno que arde: más de 350 hectáreas devoradas. Preocupa la evolución, sobre todo en las parroquias cercanas. Cortes de carretera y una temperatura que poco ayuda en la extinción. Cuando empezó el fuego en Monforte se dieron por controlados dos de Orense, el de Cenlle, que obligó a cortar a A-52  y arrasó 40 hectáreas, y el de Lobeira, que afectó a unas 30 del Parque Natural de O Xurés.-Redacción-