La jueza Victoria Rosell solicita una excedencia para regresar a Unidas Podemos

La jueza Victoria Rosell, en una imagen de archivo./EFE
La jueza Victoria Rosell, en una imagen de archivo. / EFE

Su nombre aparecía meses atrás como candidato a ocupar un puesto en el Consejo General del Poder Judicial

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

 Todo apunta a que la jueza Victoria Rosell ultima su regreso a la política. En el orden del día de la reunión que mantendrá este jueves la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial figura una petición de la magistrada para obtener una excedencia voluntaria por su presentación como candidata en «un proceso electoral». Salvo sorpresa de última hora en forma de retirada de la solicitud, formará parte de la candidatura de Unidas Podemos al Congreso, una oferta que le llegó hace días y que ha venido sopesando hasta hoy.

Rosell, magistrada en Las Palmas y una de las portavoces de la asociación progresista Juezas y Jueces Para la Democracia, fue uno de los fichajes estrella de Podemos para las generales de diciembre de 2015. Concurrió como número uno de las listas moradas por Gran Canaria y obtuvo un escaño en la Cámara baja. Fue después cuando Pablo Iglesias la colocó como ministra de Justicia en caso de alcanzar un pacto con el PSOE. Pero el acuerdo no llegó y hubo repetición electoral.

Rosell renunció a volver a presentarse a las generales después de que el Tribunal Supremos le abriera una causa por prevaricación y cohecho. Podemos la respaldó en todo momento, pero se trataba de una posición incómoda para la formación, cuyos estatutos prohíben imputados en las listas. La jueza siempre denunció que la querella contra ella, que fue presentada por el exministro del Partido Popular José Manuel Soria, fue una maniobra para acabar con su carrera política. Pero, finalmente, Rosell quedó libre de cualquier sospecha por decisión del Supremo. Primero retomó su carrera judicial y ahora todo apunta que regresará a la política.

Poder Judicial

Rosell también sonó en los últimos meses para un ocupar un puesto como vocal en el Consejo General del Poder Judicial. Pero cuando el pacto parecía cerrado, la publicación de un polémica mensaje de voz de Ignacio Cosidó, portavoz en el Senado del PP y la posterior renuncia de Manuel Marchena a presidir el máximo órgano de poder de los jueces hizo que Pablo Casado diera marcha atrás en la renovación del CGPJ.